Público
Público

¿Las tasas de suicidio aumentan en la altura?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Las tasas de suicidioaumentarían cuando el aire no es tan pesado y un estudio revelaque el efecto de la elevación en esas muertes es mayor que elde la tenencia de un arma.

"Me sorprendió conocer que las tasas de suicidio eran muchomás altas en la región de Rocky Mountain y que las teoríasexistentes sobre aumento de la tenencia de armas y la bajadensidad poblacional no explicaban el fenómeno", dijo a ReutersHealth el autor principal, doctor Perry F. Renshaw, de laUniversity of Utah, en Estados Unidos.

Unos 12 de cada 100.000 estadounidenses se suicidan cadaaño, según los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades (CDC). Sólo en los estados occidentales a lo largode la cadena montañosa, desde Montana hasta Nuevo México, esastasas anuales aumentan a entre 14 y 20 de cada 100.000personas.

El equipo de Renshaw reunió y analizó datos de EstadosUnidos para eliminar el sesgo de otros posibles factores deriesgo de suicidio más comunes en las zonas montañosas.

La altitud modifica la cantidad de personas que sesuicidan, concluyó el equipo en The American Journal ofPsychiatry.

"A 2.000 metros de altura, que es la altitud aproximada deColorado, Wyoming y Utah, las tasas de suicidio son un 70 porciento más altas que las tasas a nivel del mar", dijo Renshaw."En Utah, donde vivo, eso representaría entre 100 y 150 muertesadicionales por suicidio cada año", agregó.

Tras considerar la tenencia de armas y la densidadpoblacional, que son dos vaticinadores importantes, el equipoobservó que la altitud de la zona de residencia seguíainfluyendo en las tasas de suicidio.

Los tres factores juntos explicaron el 69 por ciento de lasdiferencias en las tasas de suicidio en los 48 estadosvecinos.

El equipo advierte que los resultados no necesariamenteprueban que la altitud impulse a cometer suicidio. Puedeninfluir también otros factores, como la economía y la cultura.

"Observamos resultados muy similares en Corea del Sur, loque nos aleja de la explicación cultural", agregó Renshaw, queopina que el estrés asociado con la falta de oxígeno a mayoraltura podría afectar negativamente a algunas personas contrastornos preexistentes del estado de ánimo.

"Si aceptamos que vivir en zonas altas es un factor deriesgo de suicidio, es clave conocer los mecanismos queexplican esa relación. Eso nos ayudará a desarrollar nuevostratamientos para los individuos en riesgo", señaló Renshaw.

FUENTE: The American Journal of Psychiatry, online 15 deseptiembre del 2010