Público
Público

La transformación en el parque empresarial de la Expo empezará a principios de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las obras de construcción del parque empresarial que se ubicará en el recinto de la Exposición Internacional de 2008 comenzarán en el primer trimestre de 2009, por lo que a finales de 2010 el proyecto podría estar acabado, según el director general de Construcción de Expoagua, Eduardo Ruiz de Temiño.

En una conferencia de prensa en Zaragoza, en la que se ha hecho un balance final de la muestra internacional, Ruiz de Temiño ha informado de que a finales de este mes prevén obtener "la licencia urbanística" del proyecto básico presentado en junio.

Así, a mediados de octubre contarán con los proyectos de ejecución de todos los edificios Ronda y del aparcamiento subterráneo, a finales de noviembre con el de los edificios Ranillas y en enero de 2009 el de los edificios Ebro.

Según el director general de Construcción de la Expo, el proyecto del que será el parque empresarial más moderno del país podría estar acabado a finales de 2010 (edificios Ronda y Ranillas), ya que las obras comenzarán en el primer trimestre de 2009.

Por el momento, la superficie comprometida de esta zona por parte de empresas o instituciones es el 49 por ciento del total, es decir, 85.895 metros cuadrados de los 167.162.

Otra de las cuestiones sobre las que se ha hablado en la conferencia de prensa ha sido el acuario, un edificio que estará abierto el 1 de octubre, una vez se haya habilitado un acceso independiente para que los visitantes no se vean afectados por la marcha de las obras en el recinto de la Expo.

Respecto al Pabellón Puente y la Torre del Agua, Ruiz de Temiño ha insistido en que se están ultimando los convenios de colaboración con las dos entidades que los gestionarán, Ibercaja y CAI, respectivamente, aunque ha reconocido que ambas pretenden hacer algunas obras de transformación para adecuar estos espacios a sus necesidades, un periodo que puede rondar un año.

Por otra parte, el director general ha asegurado que la Expo entregará el Palacio de Congresos al Gobierno de Aragón a finales de octubre, aunque estaba prevista para finales de año, según el convenio.

Una vez clausurada la muestra internacional, comienzan ahora los trabajos de desmontaje, y lo primero que se va a hacer desde la Dirección General de Construcción es "facilitar la salida a los participantes, que ha comenzado esta misma mañana, desmontando los elementos que van a impedir el tránsito, como farolas, mobiliario urbano o adoquines del edificio de Ranillas".

Está previsto que acaben a finales de octubre, aunque tienen de plazo hasta el 28 de diciembre.

Sobre la retirada de elementos efímeros propios de la Expo, como los edificios modulares (quioscos, tiendas, aseos), Ruiz de Temiño ha dicho que se prevé para finales de este año, ya que se quiere dar un proceso de subasta por si hay alguna entidad interesada en adquirirlos.

Otro grupo de actuaciones, según el director general, están encaminadas a devolver al Ayuntamiento toda la franja del Frente Fluvial, es decir, la zona verde municipal que tiene que ser restituida al Consistorio, la de plazas temáticas.