Público
Público

Zidane, feliz de que le castigaran por su cabezazo en el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex centrocampista de la selección francesa de fútbol Zinedine Zidane está contento de haber sido expulsado por el cabezazo que propinó a otro futbolista en la final del Mundial 2006, ya que no ha tenido que vivir con el arrepentimiento de haber escapado a una sanción.

Zidane recibió la tarjeta roja por golpear con un cabezazo al defensor italiano Marco Materazzi en la final de 2006, el último partido de su carrera, que Italia ganó 5-3 en la tanda de penaltis después de un empate 1-1.

"(La expulsión) fue algo muy bueno", dijo el ex conductor de juego del Real Madrid y la Juventus a la revista France Football en una entrevista publicada el martes.

"Es bueno que (el portero italiano Gianluigi) Buffon señalara lo que yo había hecho al árbitro porque no estuvo bien. No sé cómo podría haber vivido con eso si Francia se hubiese convertido en campeona del mundo y yo me hubiese quedado en el campo", añadió.

Zidane, quien ayudó a Francia a ganar la Copa del Mundo en 1998, cree que hubo una reacción exagerada por el incidente en el que Thierry Henry se acomodó el balón con la mano, ayudando así a que Francia derrotara a Irlanda en noviembre y se asegurara un lugar en el Mundial 2010.

"Muchas personas que están al margen del fútbol se involucraron, la gente que te ama cuando levantas trofeos y te decepciona cuando las cosas andan mal. Estoy seguro de que Henry no está orgulloso de su acción", afirmó.