Publicado: 07.04.2015 18:47 |Actualizado: 07.04.2015 18:47

Detienen a dos sospechosos del ataque contra el Fenerbache

El ataque se produjo cuando uno de ellos, que siguió al autobús en un coche, llamó al otro, que disparó al vehículo con una escopeta de caza

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El autobús del Fnerbahce, tras el ataque. EFE

El autobús del Fnerbahce, tras el ataque. EFE

ANKARA.- Las autoridades turcas arrestaron hoy a dos sospechosos de haber perpetrado el ataque armado del pasado sábado contra un autobús en el que viajaban jugadores del equipo de fútbol Fenerbahçe, anunció el gobernador de Trebisonda, Abdil Celil Oz.

Según Oz, los detenidos tenían grabaciones de cámara y el ataque, en la provincia de Trebisonda, en el norte de Turquía, se produjo cuando uno de ellos, que siguió al autobús en un coche, llamó al otro, que disparó al vehículo con una escopeta de caza.

Ambos sospechosos, Nihat S. y Emre A., fueron interrogados en la Dirección de Seguridad de Trebisonda y negaron cualquier vinculación con el delito.

El club estambulí Fenerbahçe, uno de los más exitosos de Turquía, declaró ayer que el incidente fue un ataque terrorista muy grave y que el equipo no volverá a jugar hasta que se hayan esclarecido los hechos y los responsables hayan sido llevados ante la justicia.

En declaraciones al diario Hürriyet, el gobernador desestimó la posibilidad de que se trate de un atentado terrorista.

"Desde el primer momento pensamos que fue un incidente local. La situación de los detenidos lo confirmarían. Pero los detalles estarán claros cuando se haya concluido la investigación", dijo Oz.

Por su lado, la Federación de Fútbol Turca (TFF) decidió ayer suspender la Superliga y aplazar los partidos una semana.

El autobús que llevaba hacia el aeropuerto de Trabisonda a los jugadores del Fenerbahce fue atacado con disparos en la noche del pasado día 4, cuando el equipo volvía de un partido de la Superliga turca en el que venció por 5-1 al club local Çaykur Rizespor.

En el momento del atentado, el vehículo circulaba por una carretera cerca de un viaducto de diez metros de profundidad, donde estuvo a punto de precipitarse.

La ventana lateral del autobús quedó totalmente rota y el parabrisas recibió cinco impactos de bala.

El conductor del autobús resultó herido y fue internado en un hospital donde, según se informó el lunes, se encuentra fuera de peligro. Nadie del equipo de jugadores resultó herido en el ataque.