Diario Público
Diario Público

El denunciante Peñas asegura que Rajoy es "el mayor responsable político" del caso Gürtel

El exconcejal del Ayuntamiento de Majadahonda que destapó la trama ha declarado que tanto el presidente del Gobierno como Esperanza Aguirre "tenían comunicación de todo lo que pasaba".

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 17
Comentarios:
El denunciante de la trama Gürtel, Jose Luis Peñas, durante su declaración de este martes / EFE

El denunciante de la trama Gürtel, Jose Luis Peñas, durante su declaración de este martes / EFE

MADRID. - El exconcejal del Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) y denunciante de la trama Gürtel, José Luis Peñas, ha asegurado este martes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "es el mayor responsable político del caso Gürtel" y ha destacado que conocía las actividades de la trama y "miró para otro lado".

En declaraciones a los medios antes del inicio del juicio donde declarará a partir de este martes, Peñas ha destacado que tanto el jefe del Ejecutivo como la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sabían lo que estaba sucediendo, principalmente en una de las localidades vinculadas a la red, Arganda del Rey. "Tenían comunicación de todo lo que pasaba", ha agregado.

El exconcejal ha precisado que se siente "tranquilo" y "muy orgulloso" de haber denunciado las actividades de la trama dirigida por el empresario Francisco Correa y ha confiado en que quedará libre a pesar de que la Fiscalía pide para él seis años y cinco meses de prisión por apropiarse fondos procedentes de las arcas públicas de Majadahonda o por favorecer a las empresas de Correa con la adjudicación de contratos públicos.

Luchar contra la corrupción

"Se puede luchar contra la injusticia y la corrupción desde la posición de ciudadano", ha añadido. Peñas declara ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada de enjuiciar a los 37 acusados por la primera época de actividades de la red (1999-20015), siete años después de haber entregado a la Policía 80 horas de grabaciones de conversaciones mantenidas con el presunto 'cabecilla' de la red y otros responsables, que provocó el inicio de la investigación de la causa.

Aunque en dicho escrito se recoge la posibilidad de aplicarle la atenuante de confesión, debido a su colaboración "esencial en la averiguación del delito y en el descubrimiento de sus responsables", el exconcejal se enfrenta a penas de cárcel.

Precisamente, Correa pidió durante su declaración al exconcejal que sea "honesto" y deje "al margen toda la historia personal" que tiene en su contra para que explique qué gestiones se llevaron a cabo en Majadahonda. Aseguró sentirse decepcionado con Peñas por abusar de su confianza y haberle grabado durante dos años, mientras le tenía acogido en su casa y su hija le llamaba por entonces "tío Pepe".

La trama estaba "integrada en el PP"

 José Luis Peñas también ha asegurado este martes ante el tribunal que le juzga por la primera época de actividades de la red, que ésta se enriqueció gracias a que estaba "integrada en el PP". Su cabecilla, Francisco Correa, "era amigo" del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, ha agregado.

Según ha explicado a la fiscal Concepción Nicolás, Correa y sus empresas sacaban el mayor beneficio económico a sus funciones como intermediarios en la compra-venta de suelo público. "De ahí vienen realmente los cuarenta y tantos millones de Suiza", ha destacado.

Ha puesto de manifiesto que este enriquecimiento les resultaba sencillo dada su estrecha relación con el PP -"el partido que maneja las instituciones", ha dicho-. "Siempre salían ganando, tenían los tentáculos necesarios para ello", ha añadido.

Peñas ha subrayado que "todo el mundo sabía quién era" Correa, pues era "archiconocido" ya que organizaba los mitines del PP y "estaba a la derecha del presidente", en referencia a Aznar. En este sentido, ha insistido en que él nunca ha sido trabajador del entramado societario de Correa ni se ha reunido con él para "desarrollar ninguna organización de ningún tipo".

No obstante, ha apostillado que entre 2001 y 2005, sólo coincidió con el presunto 'cabecilla' de la red en "cuatro ocasiones" y una de ellas, ha asegurado, fue en la boda del exconcejal, a la cual invitó por recomendación ya que la exmujer del empresario Carmen Rodríguez Quijano era su compañera en el Ayuntamiento de Majadahonda. Por ello, le regaló un viaje durante una semana, ha apuntado.

"Más allá de una red de amigos"

Por otro lado, la fiscal Concepción Nicolás le ha preguntado sobre su motivación para denunciar la trama organizada por Correa. El acusado ha explicado que tras ver irregularidades en un plan de urbanismo de Majadahonda y entender que se encontraba "en una red que va más allá de una red de amigos", tomó la decisión de grabar al empresario y a otros implicados en esta causa.

"Estar con gente con la que no quieres estar, que está en las antípodas de lo que tú piensas, no es fácil", ha destacado. Así, ha explicado que consiguió hasta dos aparatos para realizar las capturas de audio.

 Además, Peñas ha enfatizado que el también exconcejal de Majadahonda Juan José Moreno le ayudó a hacer estas grabaciones y "posibilitó" llegar hasta el final, por lo que considera que ha colaborado de una manera "idéntica" a él, aunque finalmente no firmase la denuncia.

Aún así, ha reconocido que, además de las 80 horas de grabaciones que entregó a la Policía y que dieron el inicio a la investigación de esta causa, eliminó algunas de ellas porque llegó a la conclusión de que no se debían aportar audios que recogían temas íntimos, el "aspecto negro de algunas personas" o porque, a su juicio, no aportaban nada "del tema político, ni empresarial".

Sobre el coche de Correa, un Mini Cooper que ya ha salido a colación en varias ocasiones durante la celebración de este juicio y con el que el empresario se acerca hasta la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, Peñas ha explicado que accedió a ponerlo a su nombre una vez que ya estaba haciendo las grabaciones.

Su intención, ha dicho, era demostrar cómo "funcionaba" Correa para no tener nada a su nombre, ya sean "casas, propiedades o empresas en paraísos fiscales". Es más, ha afirmado que aún continúa a su nombre y que hasta el momento le han llegado 125 multas de tráfico.