Público
Público

Los grupos del Congreso acusan a Zapatero de "debilidad"

La izquierda amenaza con salir a la calle ante medidas "indecentes" y el PSOE ofrece bajar el sueldo de diputados y senadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grupos minoritarios de la oposición censuraron la 'debilidad' del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al 'improvisar' un recorte adicional del déficit que aunque es 'insoslayable' ha sido 'impuesto y dirigido' por la Unión Europea.

En su opinión, el recorte tendrá su 'mayor impacto' en los débiles, en lugar de 'en los fuertes', a través de una reducción drástica que compromete partidas 'básicas', como el gasto social.

Abrió fuego el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, lamentó que Zapatero haya actuado por presión de Bruselas, en lugar de por 'iniciativa propia' y con 'sentido común', tal y como la federación catalana le lleva pidiendo desde hace dos años, lo que muestra la 'debilidad' del Gobierno, que también perjudica a otras reformas necesarias, como la del mercado laboral. 'Un Gobierno con miedo no puede gobernar, sea usted más valiente', remachó.

Asimismo, denunció la 'improvisación' de las medidas y, al igual que el líder del PP, le pidió la supresión de 'tres o más ministerios'. 'Las tempestades de ahora viene de los temporales que ustedes sembraron', incidió Duran, quien abogó por acompañar la congelación de los sueldos de los funcionarios con la reducción de las de los diputados y políticos.

Duran arremetió a la par contra el PSOE y el PP por no haber sido capaces de alcanzar acuerdos más allá de las fusiones de cajas, cuando se supone que el poder político no debería tratar ese asunto. 'Algo habrá que hacer, pero la solución no pasa por sustituir a quienes no inspiren confianza por otros que tampoco lo hacen', señaló.

'Al perro flaco todos son pulgas', apuntó por su parte el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, quien señaló que el ajuste del déficit es 'insoslayable', pero denunció que lo imponga un 'tecnócrata europeo' y advirtió de que es 'básico' mantener la red social de resistencia ante la crisis y las inversiones para garantizar la productividad y la prosperidad española.

Asimismo, recalcó que la tormenta bursátil de la semana pasada tras la rebaja de calificación de la deuda española por parte de Standard & Poor's no se utilice como 'coartada' para 'inventirnos conspiraciones' y 'ocultar' las flaquezas de la economía española.

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Ridao, señaló que el Gobierno ha demostrado que 'es fuerte con los débiles y débil con los fuertes' con recortes sociales, pero no se atreve a 'adelgazar el Estado' como le exigen los republicanos, quien advirtió que Cataluña no podrá hacer frente al recorte adicional del déficit que incluye el nuevo plan.

Su compañero de grupo parlamentario y diputado de ICV Joan Herrera consideró 'absolutamente insólito' que un Gobierno de izquierdas presente sólo medidas que afectan al gasto sin realizar una reforma fiscal y sin 'tocar' a la banca.

'Hoy han permitido que los sectores financieros marquen al dictado las políticas que tienen que hacer', indicó Herrera, quien acusó a Zapatero de poner 'en jaque' la recuperación al pasar de la recesión económica a la 'depresión'. 'Es absolutamente irresponsable y demuestra insensibilidad', añadió. '

Herrera aseguró que si el Gobierno sigue por ese camino no sólo no podrá contar con ICV, sino que se encontrará una 'oposición contundente' en la Cámara y 'puede que también en la calle' porque no sólo 'no es justo, sino que 'no es decente' decir que las medidas son equitativas.

Por otro lado, el portavoz de BNG en el Congreso, Francisco Jorquera, criticó las nuevas medidas porque hará que los sectores populares paguen una crisis que no generaron, por lo que los dos diputados nacionalistas gallegos ofrecerán una 'total oposición' en la Cámara a unas medidas que suponen, a su juicio, 'precarizar servicios públicos básicos'.

Desde Coalición Canaria, la diputada Ana Oramas pidió al Gobierno 'seriedad' para jugar el partido 'todos juntos' sin pensar en los votos, al tiempo que le reprochó su cambio de discurso, puesto que hace unas semanas descalificaba las propuestas de otros grupos políticos y pidió otras medidas para incrementar los ingresos, como subidas de impuestos especiales y a rentas altas, y más 'gestos políticos' que es lo que los ciudadanos reclaman.

Por su parte, la diputada de UPyD Rosa Díez denunció la 'absoluta incapacidad' del Gobierno para tomar decisiones y criticó que el Ejecutivo haya hecho perder dos años a España al no hacer lo único para lo que fue elegido: gobernar. 'Ha renegado de su discurso y de sus compromisos', reprochó, tras pedir al Gobierno que 'sea patriota, deje de especular y convoque elecciones' para dejar elegir a los españoles.

Desde UPN, el diputado Carlos Salvador reclamó una vez más un pacto global al Gobierno porque es una 'necesidad vital' para el país, ya que las medidas de hoy no resolverán la crisis y siguen pendientes las grandes reformas, como la laboral, la de las pensiones o la de la Educación. 'Es usted quien debe tomar la iniciativa porque es el máximo responsable', indicó.

'Sea patriota, deje de especular y convoque elecciones' (Rosa Díez)

Finalmente, la diputada de Nafarroa Bai Uxue Barkos, considero que lo toca ahora es 'arrimar lo hombro', pero pidió 'credibilidad' al Gobierno porque ser 'determinante' es 'esencial' para crecer en credibilidad y llegar a la reducción del déficit. 'Deberíamos empezar aplicándonos a nosotros mismos lo que se va a aplicar a los funcionarios', remachó, Barkos que arremetió contra el recorte en dependencia.

El portavoz socialista, José Antonio Alonso, fue el único que se refirió a la 'confianza' de la Unión Europea en la economía española y las perspectivas son 'mucho mejores' y aseguró que los diputados y senadores son los 'primeros' que deben rebajar sus sueldos. También aprovechó para criticar el 'cinismo' del PP por lanzar 'insidias' comparando España y Grecia. 'Los socialistas sabemos gestionar las cuentas públicas de este país y tiene un plan serio para reducir el déficit, no come en Madrid y Valencia', denunció.