Público
Público

La huelga de Metro provoca el caos en la capital

Tráfico en las carreteras de acceso, largas colas para coger el autobús y taxis saturados. Así amanece Madrid en la segunda jornada de huelga de Metro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El suburbano cerrado y el caos en la superficie de la ciudad. La huelga de trabajadores de Metro, que en esta segunda jornada han decidido incumplir los servicios mínimos , ha adelantado la hora punta y ha dejado sin su medio habitual de transporte a unas 2 millones de personas.

Los madrileños han adelantado la salida de casa ante las previsibles dificultades de movilidad, provocando que la hora punta del día comenzara a las 7 horas, media hora antes de lo habitual. A esa hora, los ciudadanos se enfrentaban con paciencia a importantes retenciones de tráfico en el cinturón periférico, en la M-30 y M-40, vías de circunvalación de Madrid, y las autovías de entrada a la capital desde municipios cercanos.

El tráfico en el interior también se ha visto acrecentado. Las dificultades en las entradas por el sur de la ciudad han repercutido en el entorno de Atocha, como en las Rondas de Valencia, Rondas de Atocha, el túnel en sentido Avenida Ciudad de Barcelona y en las rondas sur (Doctor Esquerdo dirección norte).

En la franja entre las 6,30 y las 8,30 horas el tráfico ha aumentado un 24,7 % en la M-30 y el 20,27 % en la almendra central de la ciudad, según ha informado el Ayuntamiento. 

La gran mayoría de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) estaban llenos de pasajeros y no podían ni parar en las paradas habilitadas, por lo que los ciudadanos se acumulaban en ellas en largas colas en zonas como Embajadores, Atocha o Nuevos Ministerios.

Entre tanto, coger un taxi era tarea imposible en la capital, pues estaban todos ocupados y las colas se repetían en las paradas. Ante un tráfico colapsado, los ciudadanos se vieron obligados a cambiar sus rutinas habituales y algunos optaron por ir caminando a sus centros de trabajo.

El consejero de Transportes, José Ignacio Echeverría, ha ordenado esta madrugada que se abra expediente a todos los trabajadores de Metro que incumplan los servicios mínimos establecidos por la Comunidad para la huelga convocada contra la rebaja salarial de la Administración regional.

Echevarría ha calificado la huelga de 'salvaje, totalmente insolidaria y política', mientras que los sindicatos la consideran un rotundo 'éxito'.