Público
Público

Rodiezmo desautoriza las políticas de Zapatero

Alfonso Guerra dice que con la reforma constitucional, el Gobierno se ha tragado "una píldora envenenada" para que "los poderosos no arrasen el país"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La localidad leonesa de Rodiezmo celebró ayer la tradicional fiesta minera asturleonesa que organiza el sindicato SOMA-FIA-UGT. Por segundo año consecutivo, en la tribuna de oradores no se dejó ver ni el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ni ningún miembro de la cúpula del PSOE. Atrás quedaron los tiempos en que este acto era el trampolín desde que cada año Zapatero se zambullía en el nuevo curso político anunciando un nuevo incremento de las pensiones.

Los mensajes contra la política económica del Gobierno centraron las intervenciones de los líderes sindicales, en especial la reciente reforma constitucional que introduce en el texto el imperativo de la estabilidad presupuestaria. El más crítico con la reforma fue el diputado y exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, un asistente fijo a esta convocatoria, que dijo que el Ejecutivo ha tenido que tragarse una 'píldora envenenada' al tener que reformar la Constitución para que los 'poderosos' no arrasasen el país. Guerra añadió que, 'a veces, la verdad no gusta oírla', pero vivimos una 'dura época' en la que los 'enemigos de los humildes' se han adueñado de los resortes del poder.

Ningún miembro de la cúpula del PSOE asiste a la fiesta minera

A juicio del diputado socialista, existe una guerra de la economía contra los pueblos, que la derecha está aprovechando para hacer recortes, algo que asume como un 'placer'. 'La culpa de la crisis es la codicia de unos pocos', sentenció el diputado socialista.

Guerra insistió en que hay que despertar a 'mucha gente anestesiada' que cree que el PP va a resolver sus problemas. Así, se refirió a los recortes impulsados por los conservadores en las instituciones en las que gobierna y denunció que los achaquen al legado de los socialistas, cuando el Ayuntamiento más endeudado del país es el de Madrid y la autonomía más hipotecada es la Comunitat Valenciana, ambos en manos del PP.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, insistió, por su parte, en la necesidad de un referéndum sobre la reforma constitucional. PSOE y PP han optado, dijo, por tranquilizar a los mercados introduciendo en la Carta Magna la obligación de la estabilidad presupuestaria. Como se hizo hace más de un año para justificar la re-ducción del 5% en las retribuciones de los empleados públicos, el recorte de inversiones, la congelación de las pensiones y la reforma laboral. 'La situación no va a mejor. Esos argumentos están desgastados por el uso y por el tiempo y están desautorizados por la realidad', apostilló.

Alfonso Guerra ve en la reforma constitucional una 'píldora envenenad!'

Méndez abogó por abordar un debate en profundidad sobre el sistema fiscal del país. Recordó que entre 2003 y 2007 las reducciones fiscales acometidas han supuesto un coste de 13.000 millones de euros. 'No se puede seguir así', señaló.

Se mostró convencido el secretario general de UGT de que no hay un país que pueda afrontar la lucha contra la crisis por sí mismo. 'Me declaro defensor de Europa', enfatizó, aunque precisó que mediante una política distinta a la actual que no esté 'al servicio de los bancos alemanes y franceses'.

En este contexto, el líder de UGT afirmó que Grecia no puede cumplir el plan de rescate porque le han impuesto uno más duro que el que tuvo que afrontar Alemania con el Tratado de Versalles en 1919, al finalizar la I Guerra Mundial. En su opinión, las alternativas no van por ese camino y es necesario 'atajar' las especulaciones, avanzar en las inversiones y defender el Estado del bienestar.

El secretario general de FIA (Federación de Industrias Afines)-UGT, Antonio Deusa, pidió al sindicato que 'retome la senda ideológica de la izquierda', algo que 'hace tiempo que había que hacer' para garantizar los derechos sociales de los trabajadores, 'gravemente perjudicados' por la situación de crisis económica. El histórico líder sindicalista minero José Ángel Fernández Villa fue más allá: 'La izquierda y el PSOE están dando vaivenes. Ha perdido la referencia de dónde viene, a dónde va y a quiénes representa'.

La ausencia de líderes socialistas en la fiesta minera de Rodiezmo fue aprovechada por el PP. Su vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, aseguró en Ronda (Málaga) que es 'la explicación y la imagen viva de los recortes sociales del PSOE'.