Público
Público

Los seis ministros que ya no serán ministros

De la Vega, Espinosa y Moratinos han estado con Zapatero desde 2004. Junto a ellos, Corredor, Aído y Corbacho también se marchan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Antes de entrar dejen salir. Zapatero ha renovado ya a casi todas las caras de su Ejecutivo desde que llegó a la presidencia en marzo de 2004. La marcha de María Teresa Fernández de la Vega, Miguel Ángel Moratinos y Elena Espinosa deja a Elena Salgado como la única ministra que se mantiene desde 2004. No están solos en su camino hacia la salida, dado que Bibíana Aído, Beatriz Corredor y Celestino Corbacho también abandonan sus cargos ministeriales. 

María Teresa Fernández de la Vega ha sido la cara del Gobierno de Zapatero desde sus inicios. Esta jurista de 61 años y diputada en las Cortes por Valencia, ha sido una leal colaboradora del presidente del Gobierno durante una legislatura y media como vicepresidenta primera. De la Vega ha ocupado de facto la portavocía del Gobierno y será sustituida por Alfredo Pérez Rubalcaba, hasta ahora encargado sólo del Ministerio del Interior.

Junto a De la Vega, Elena Espinosa es la otra mujer que ha permanecido junto a Zapatero desde que obtuvo la confianza de los ciudadanos. Espinosa ha estado a cargo de la cartera de Medio Ambiente desde abril de 2008, cuando sustituyó a Cristina Narbona. Este puesto lo ocupará ahora Rosa Aguilar. Antes, Espinosa sustituyó a Miguel Arias Cañete como en la cartera de Agricultura, Pesca y Alimentación, que pasó a integrarse al Ministerio de Medio Ambiente en 2008. 

Otro de los cambios sorprendentes es el de Miguel Ángel Moratinos, que es el tercero de los ministros que formaba parte del Ejecutivo de Zapatero desde 2004. Moratinos se ha encargado desde el principio de la cartera de Exteriores, cuando con la llegada de los socialistas al poder sustituyó a Ana Palacio, ministra con el PP. Moratinos es diputado en el Congreso por Córdoba y ha desarrollado una amplia carrera diplomática, culminada con su trabajo en Exteriores.

Corredor, Aído y Moratinos han sido de los más criticados

Su Ministerio se ha visto salpicado con asuntos de gran trascendencia, en especial en la relación con Marruecos. El conflicto en el Sáhara Occidental y la frontera con Melilla han marcado los lazos con el país africano en los últimos años. Moratinos fue muy criticado tras su actuación con el caso de Aminatou Haidar, que inició una huelga de hambre para protestar contra el Gobierno de Marruecos, por impedirla entrar en El Aaiún. La crisis en la frontera de Melilla también pusieron a Moratinos en el punto de mira, aunque Zapatero decidió poner el asunto en manos de Rubalcaba, quien viajó a Rabat para solventar el conflicto.

Del Ejecutivo también salen Beatriz Corredor, que abandona la cartera de Vivienda, y Bibiana Aído, que deja Igualdad. Corredor ha formado parte de uno de los ministerios más criticados desde que sustituyó a Carme Chacón en abril de 2008, cuando ésta pasó al Ministerio de Defensa. La ya ex ministra de Vivienda ha tenido que lidiar con la caída de los precios de la vivienda y con la crisis del sector. 

Por su parte, Bibiana Aído ha sido la diana de las críticas más feroces de la derecha española. Su ministerio, el de Igualdad, fue una apuesta personal de Zapatero, que ahora decide disolverlo. A sus 33 años, Aído ha sido la ministra más joven del Ejecutivo socialista y ha protagonizado episodios polémicos con sus declaraciones y decisiones. Uno de los más sonados fue cuando habló de 'miembros y miembras'. También fue muy criticada por proponer que el feminismo formara parte de la educación y que se fomentara la igualdad en el ámbito universitario. Se llegó a decir que quería hacer que el feminismo fuera 'asignatura troncal en la Universidad'.

La subvención ministerial a una investigación para elaborar un 'Mapa de Inervación y Excitación Sexual en Clítoris y Labios Menores; aplicación en Genitoplastia', también provocó las iras de la derecha política y mediática, que habló de 'chichiplastia' y de fomentar cursos para crear un 'mapa de excitación sexual del clítoris'. 

El último de la lista fue el primero en anunciar su marcha. A Celestino Corbacho le cayó el 'marrón' de ocupar la cartera de Trabajo en abril de 2008 para lidiar con la peor crisis económica de los últimos años. Sustituyó a Jesús Caldera y será relevado por Valeriano Gómez. Corbacho ha visto cómo la cifra de parados ha superado los cuatro millones de parados antes de viajar a Catalunya para engrosar las listas del PSC para las próximas elecciones catalanas.