Publicado: 02.07.2015 12:07 |Actualizado: 02.07.2015 12:07

EQUO y Los Verdes llaman a la movilización contra la última
alianza en torno al TTIP

El acuerdo entre socialdemócratas y conservadores sobre el tribunal de arbitraje “supone un ataque a la democracia europea y va a generar un sistema de justicia paralelo en manos de las multinacionales”, asegura Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en Bruselas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

MADRID.- EQUO y Los Verdes Europeos llaman a la movilización ciudadana contra el acuerdo al que han llegado este miércoles los conservadores y los socialdemócratas europeos sobre el ISDS, el tribunal de arbitraje privado entre inversores y Estados que propone el TTIP, porque “supone un ataque a la democracia europea y va a generar un sistema de justicia paralelo en manos de las multinacionales” ha dicho Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo.

Por ello, Marcellesi hace un llamamiento "a la movilización de la ciudadanía, a sindicatos, asociaciones, municipios, PYMES, autónomos, cooperativas, etc, para que presionen a los eurodiputados en contra de esta inaceptable privatización de la justicia. La semana que viene habrá que poner todos nuestros esfuerzos para que la Eurocámara rechace entregar su soberanía a las multinacionales".



"En vez de escuchar a la ciudadanía europea en contra del TTIP, los socialdemócratas prefieren aliarse con los conservadores, liberales y el Big-Business europeo"

EQUO sostiene, el Presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, “ha traicionado una vez más a la ciudadanía europea, gracias al apoyo de las delegaciones socialdemócratas alemana y española. En vez de escuchar a la ciudadanía europea en contra del TTIP, los socialdemócratas prefieren aliarse con los conservadores, liberales y el Big-Business europeo, para dar más poder a las multinacionales”. 

Para este partido, el ISDS sigue siendo igual de peligroso que hace un mes, cuando el presidente del Parlamento Europeo canceló la votación de la resolución, al no lograr un acuerdo dentro de la Gran Coalición y entre las filas socialdemócratas. Para Marcellesi, “con esta enmienda de acuerdo donde predominan las palabras vacías, vemos como en el grupo socialista van ganando los pro-ISDS y los que están dispuestos a hipotecar la democracia europea, para servir a los intereses de las grandes corporaciones".

Según EQUO, el ISDS es uno de los puntos más polémicos y criticados del TTIP, pues supone la cesión de gran parte de la soberanía europea a favor de tribunales de arbitraje privados, lo que para Los Verdes dejará en un segundo plano los sistemas de justicia públicos. Para este partido, "se trata de una línea roja que los socialistas se habían comprometido a no cruzar". De hecho, gran parte de la ciudadanía europea rechaza el ISDS. Casi 2,3 millones de personas han firmado la iniciativa ciudadana en contra de la TTIP y el 97% de los participantes en la consulta realizada por la Comisión Europea rechazaron el ISDS.