Público
Público

Elecciones presidenciales en Francia Los simpatizantes de Mélenchon rechazan a Macron y piden el voto en blanco o nulo

Sólo un tercio de los militantes de Francia Insumisa votó a favor de apoyar al candidato liberal en una consulta por internet. El líder de En Marcha disputará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas a la ultra Marine Le Pen

Publicidad
Media: 5
Votos: 9
Comentarios:

El candidato izquierdista a las elecciones presidenciales francesas, Jean-Luc Mélenchon. / REUTERS


Los seguidores de la Francia Insumisa, movimiento del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, se han pronunciado en favor del "voto blanco o nulo" en la segunda vuelta de las presidenciales francesas del 7 de mayo, cuando se miden el socioliberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen.

Al término de la consulta pública por internet en la que han participado 243.128 seguidores desde hace una semana, el 36,12 % se pronunciaron por el "voto blanco o nulo", un 34,83 % por Macron y el 29,05 % por una abstención.

Mélenchon, criticado por su indefinición sobre a quién votar en la segunda vuelta, obtuvo un resultado histórico para la izquierda radical en la primera vuelta del 23 de abril, cuando atrajo a siete millones de votantes, casi el 20 % de los sufragios.

"No se trataba de dar una consigna de voto, pero sí reflejar la opinión de los insumisos sobre su opción en la segunda vuelta", señaló en un comunicado la Francia Insumisa, que excluyó de las opciones el voto al Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen.

Mélenchon, antiguo ministro del gobernante Partido Socialista (PS), ha sido muy criticado por Macron, dirigentes del centro-derecha y por los socialistas por no haber dado una consigna de voto clara contra Le Pen y en favor del candidato centrista.

Según los analistas, una alta abstención o un aumento de los votos nulos o blancos podrían desembocar en un triunfo de la dirigente eurófoba el 7 de mayo.

De acuerdo con los últimos sondeos, el exministro de Economía aún cuenta con un colchón en los apoyos, de en torno al 60 % en la intención de voto, frente al 40 % de Le Pen, a pesar de que el candidato ha perdido puntos en la última semana.

Mélenchon, que ha reprobado "el neoliberalismo" que dice encarnar Macron, había pedido al aspirante de En Marcha que renunciase a su reforma laboral para atraer a los siete millones de votantes de la izquierda.

Macron, sin embargo, se ha opuesto a modificar su plan laboral y recordó que su programa fue el más votado en la primera vuelta de las presidenciales, con 8,6 millones de votos (24,03 %).