Público
Público

Un movimiento ciudadano planta cara a Europa ante la "indignante" situación de los refugiados

#SickOfWaiting exige a los Gobiernos europeos que cumplan con sus compromisos de acogida. Hay cerca de 75.000 personas atrapadas en Grecia, Bulgaria, Hungría y los Balcanes, de los que unos 24.600 son niños

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:

Imagen de archivo de refugiados en Grecia / REUTERS

El movimiento ciudadano #SickOfWaiting ('hart@s de esperar'), que ya cuenta con apoyos en más de 60 países de los cinco continentes, exige a Europa que cumpla con sus compromisos de acogida de personas refugiadas. "Con esta iniciativa queremos dejar claro a los Gobiernos que, si ellos no cumplen, lo haremos la sociedad civil solidaria, las personas con corazón de Europa y del Mundo", afirma Alejandro Plans, portavoz del movimiento.

Así, desde su nacimiento a finales de abril, miles de personas han expresado a través de la plataforma www.sickofwaiting.org y de las redes sociales, bajo el hashtag #SickOfWaiting, cómo se sienten ante esta "injusticia social y humanitaria".

"Quiero que los refugiados vengan para que les podamos integrar en nuestros países. Son seres humanos como nosotros y deberían de vivir con nosotros. Ahora!" (Ruthi, Alemania). "Porque estoy escapando de la guerra, tengo niños y quiero que tengan una vida" (Ahmad, Siria). "Porque todos hemos necesitado refugio alguna vez" (Marianaach, Suiza).

Estas son algunos de los mensajes que pueden leerse en www.sickofwaiting.org donde la ciudadanía puede apoyar el movimiento y sus reivindicaciones registrándose como 'Welcomers' si quieren expresar su bienvenida a las personas refugiadas o como 'Refugiados' si forman parte de este colectivo y desean mostrar su frustración.

"La situación actual de las personas refugiadas es indignante por su condición absurda y evitable. Los Gobiernos han asumido un compromiso y tienen los recursos necesarios para llevarlo a cabo y, en cambio, optan por no cumplir. Se trata de un cálculo político en el que priman otros intereses frente a los derechos de las personas refugiadas. Es absolutamente despreciable e intolerable", explica Plans.

Por ello, el próximo 28 de junio ─una semana después del Día Mundial del Refugiado─ #SickOfWaiting presentará ante el Parlamento Europeo todos los apoyos recibidos a través de la plataforma para exigir que se agilicen los procesos de reubicación, reasentamiento y reunificación familiar.

Además, el 30 de septiembre, tras finalizar el plazo adoptado por el Consejo Europeo para cumplir con los compromisos de reubicación y reasentamiento, #SickOfWaiting organizará una serie de eventos en Atenas para, o bien celebrar el cumplimiento de compromisos, o bien para seguir presionando políticamente a los Gobiernos para que cumplan con sus obligaciones.

En 2015 los países europeos se comprometieron a acoger 120.759 personas refugiadas antes del 26 de septiembre 2017 y el 74% aún sigue en un limbo esperando su destino (84% en el caso de las personas refugiadas que están en Grecia e Italia). Además, los procesos de las familias que han solicitado reunirse también se encuentran estancados. Según datos de UNICEF, hay cerca de 75.000 personas refugiadas e inmigrantes atrapadas en Grecia, Bulgaria, Hungría y los Balcanes, de los que unos 24.600 son niños.