Público
Público

Santiago Maldonado Los partidos suspenden la campaña argentina a la espera del resultado de la autopsia del presunto cuerpo de Santiago Maldonado

A cuatro días de los comicios parlamentarios, los principales partidos cancelan sus actos “por respeto a la familia” después de que apareciera un cuerpo en la zona donde desapareció el joven activista

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:

Imagen de archivo de una de las manifestaciones para reclamar la aparición del activista Santiago Maldonado. EFE

El fantasma de los desaparecidos ha vuelto a la política argentina y ha marcado el sprint final de la campaña electoral de las elecciones legislativas del próximo domingo. La aparición el martes de un cadáver en el río Chubut, a 300 kilómetros del lugar donde el pasado uno de agosto desapareció el joven activista Santiago Maldonado, mantiene en vilo a todo un país especialmente sensible con las desapariciones forzadas y que en los últimos meses se ha echado a la calle con manifestaciones masivas exigiendo la aparición del joven de 28 años.

La familia Maldonado, su defensa y la prensa más crítica con el Ejecutivo no ha dudado de acusar al gobierno de Macri y especialmente a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como responsables de la desaparición del activista después de que la gendarme ría (policía militarizada) disolviera una marcha en la que el joven participó el pasado uno de agosto en apoyo a la comunidad indígena Pu Lof que protestaba por las propiedades del grupo Benetton en Chubut, en el sur del país. Las acusaciones de omisión de pruebas, los testimonios de un joven indígena que asegura haber visto cómo la gendarmería se llevó a Maldonado en una camioneta, sumados a la torpe gestión del Gobierno, que llevó a que la propia ONU pidiera al Ejecutivo una mayor determinación para aclarar el suceso, así como una polémica investigación judicial marcada por el relevo del primer juez instructor después de que éste apuntara a la hipótesis de que el joven se podría haber ahogado en el río, ha convertido el caso Maldonado en la polémica más difícil de digerir para el macrismo y en un tema protagonista de la campaña electoral para las elecciones del próximo domingo.

Una jornada clave donde se renuevan dos tercios del Senado y casi la mitad del Parlamento, y donde el Gobierno de Mauricio Macri medirá sus apoyos justo en el ecuador de la legislatura, y el Kirchnerismo -con la mediática vuelta de Cristina Fernández a la primera línea política como candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires- tomará el pulso a un peronismo dividido y cada vez menos fuerte en las encuestas.

La autopsia se realizará en Buenos Aires

El cadáver, que será trasladado a Buenos Aires en las próximas horas para ser sometido a una autopsia, fue encontrado sobre las doce de este martes a 300 kilómetros del lugar de su desaparición, en la ribera del río Chubut y respondía a la descripción de la ropa que llevaba ese día, según declaró la fiscal federal de la ciudad. Además el diario Clarín asegura, citando una fuente con acceso a la investigación, que el cadáver tiene "el documento de identidad de Santiago Maldonado en un bolsillo del pantalón" y que "en principio no presenta golpes ni heridas de bala visibles". La familia, por su parte, ha destacado en un comunicado que el cadáver se ha encontrado "en un lugar donde ya se habían realizado tres rastreos" y su propia abogada ha afirmado contemplar como hipótesis que el cuerpo haya sido colocado en el lugar.

Una acusación a la que se ha sumado la comunidad mapuche de la zona, que habla directamente de montaje policial. La Fiscalía Federal de la ciudad donde se ha encontrado al cuerpo ha pedido al juez instructor del caso que sea el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de la Nación quien realice la autopsia, y que participen en el examen todas las partes de la causa para evitar impugnaciones o cuestionamientos posteriores. Por el momento, el juez instructor del caso ha explicado que no se dará más información hasta conocer el resultado de la autopsia por respeto a la familia, aunque no ha aclarado cuánto tiempo habrá que esperar.

En un momento en el que el país está en vilo a la espera de la identificación del cuerpo, los principales partidos han decidido suspender sus actos de cierre de campaña y han cancelado las entrevistas de sus candidatos en los medios por solidaridad y respeto a la familia. El propio Ejecutivo ha pedido a las mesas provinciales cancelar todas las actividades de campaña, asegura el diario Clarín. Los candidatos de Cambiemos (el partido del presidente Macri), del Frente de Izquierda de los Trabajadores; Sergio Massa -ex jefe del gabinete de ministros de Cristina Fernández y ahora su rival por la captura del voto peronista- y la propia Fernández de Kirchner, de Unidad Ciudadana, han mostrado su solidaridad con la familia a través de comunicados y han explicado que suspenden sus actos por respeto. Por su parte, el presidente Macri, de visita en Uruguay, ha pedido a sus ministros prudencia en sus declaraciones públicas hasta conocer los resultados de la autopsia.

Una campaña reñida y a la caza del voto peronista

La campaña electoral había tenido su foco puesto hasta el momento en los gestos y discursos de los candidatos por la provincia de Buenos Aires. Algo que es habitual en un país donde el 37% del censo electoral se aglutina en la provincia porteña, que posee 12,4 millones de electores. Las encuestas publicadas en los principales periódicos del país otorgan una ligera ventaja de hasta casi cuatro puntos a Cambiemos por encima de Cristina Fernández, que no obstante mejoraría el número de votos de los obtenidos en las elecciones primarias del pasado agosto.

Entre los principales temas de campaña de los últimos días está la pregunta sobre a quién votaría el general Juan Domingo Perón, icono eterno para un sector importantísimo de la población argentina. En torno a un 60% de los votantes de las pasadas elecciones se decantaron por opciones peronistas, es por eso que la principal batalla está en qué partido caza el mayor número de peronistas. Algo que tradicionalmente se ha asegurado el kirchnerismo, que esta vez tiene como adversario por esa caza de votos al Frente de Izquierda de los Trabajadores, coalición encabezada por el exdirigente kirchnerista Sergio Massa.

Una carrera a la que también se ha apuntado el propio partido de Macri, que ha reivindicado la figura del último Perón, de políticas más liberales, atacando la opción de Cristina Fernández, acusándola de que haya aumentado la pobreza en el país durante su mandato. "El Perón del 46, que llegó para construir la justicia social y para que no hubiera pobreza en la Argentina, no votaría a aquellos que dejaron uno de cada tres argentinos en la pobreza. Si viviera, seguramente votaría la lista de Cambiemos", dijo el candidato Esteban Bullrich hace unos días en un acto de campaña.