Público
Público

Trump ordena acelerar las deportaciones de millones de inmigrantes

A partir de ahora cualquier inmigrante indocumentado con infracciones menores de la ley, como conducir sin licencia o tener una luz rota del coche, será expulsado por la vía rápida. Eso no ocurría con Obama. Para ello, el nuevo presidente ordena contratar a 15.000 nuevos agentes de inmigración.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Ivanka Trump y su padre visitan este martes Museo de Historia y Cultura Afroamericana, en Washington. | REUTERS

La Administración de Donald Trump ha revelado este martes las nuevas directrices de control migratorio en Estados Unidos, entre ellas acelerar el proceso de deportación de inmigrantes indocumentados y contratar a 15.000 nuevos agentes para controlar a los inmigrantes, 10.000 para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y 5.000 más que trabajarán en la Oficina de Aduanas y Fronteras (CBP).

"El auge de la inmigración ilegal en la frontera sur ha sobrepasado a las agencias y los recursos federales y ha creado una significativa vulnerabilidad en la seguridad nacional de Estados Unidos", se subraya en uno de los documentos publicados. 

Asimismo, se establece un cambio importante: a partir de ahora no sólo se perseguirá a los inmigrantes indocumentados con cargos por crímenes violentos, sino también a aquellos que, según la terminología de Trump, hayan "abusado" de los beneficios públicos o que, "a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y la seguridad nacional". 

El Departamento de Seguridad Nacional, agrega el documento, "ya no eximirá a clases o categorías" de extranjeros indocumentados de "una potencial aplicación de la ley", es decir, de una deportación.

Este cambio de criterio supone un notable cambio respecto a las directrices marcadas durante el anterior Gobierno de Barack Obama, que ordenaba no deportar a nadie acusado de infracciones menores de la ley, como conducir sin licencia o tener una luz rota del coche.

A partir de ahora no sólo se acelerarán las deportaciones, sino que, sobre todo, se dejar a la discrecionalidad de un solo agente deportar a un inmigrante al otorgar mayor capacidad legal a los agentes migratorios federales, así como permitir que agentes estatales o locales puedan sumarse a estas labores de control migratorio.

Como informa el diario The New York Times, los planes de Trump supondrán la deportación de millones de inmigrantes.