Público
Público

Hacia el 155 El Gobierno detallará el sábado las medidas para intervenir la autonomía de Catalunya

El Ejecutivo de Mariano Rajoy considera que Puigdemont no ha respondido a su requerimiento y sigue adelante con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero no aclara cómo lo hará. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, se dirige a la prensa en el Congreso. /REUTERS

Dos días más. Ese es el tiempo que habrá que esperar para conocer con detalle cómo el Gobierno piensa aplicar en Catalunya el artículo 155 de la Constitución. Tras la "no respuesta" de Carles Puigdemont al requerimiento previo que el Ejecutivo central le envió la semana pasada, Mariano Rajoy sigue adelante con sus planes, pero se desconoce aún la concreción de los mismos. 

Moncloa ha respondido a la carta del presidente de la Generalitat con un breve comunicado y una declaración institucional del ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, en las que simplemente protestan por "la ausencia de respuesta clara y concisa" sobre si declaró o no la independencia en el pleno que el Parlament celebró el pasado 10 de octubre. 

Asimismo, constatan -pese a que el dirigente catalán deja entrever que no hubo una declaración unilateral de independencia (dui)- que "el Gobierno de España continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en el autogobierno de Catalunya", reza el comunicado.  El fin último es "proteger el interés general de los españoles, entre ellos los ciudadanos de Catalunya", leyó también el titular de Educación, Cultura y Deportes en una comparecencia en el Congreso. 

"Las medidas se explican cuando se aprueban, no antes", se excusan fuentes de Moncloa

El Ejecutivo central insistió, así, en que pondrá "todos los medios para restaurar cuanto antes la legalidad en Catalunya" y, tras quejarse que la actitud de las formaciones independentistas que buscan -a su entender- "el enfrentamiento institucional", anunció la próxima convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario. Dicha reunión se celebrará el sábado y será entonces cuando Rajoy elevará al Senado su petición para que apruebe  -con la mayoría absoluta del PP- las próximas medidas a tomar. 

No será hasta ese día cuando se concreten las mismas. Encima de la mesa están todas las posibilidades que PP y Gobierno central han dejado caer por los pasillos en la última semana. Entre ellas, la opción de que sean los ministerios quienes controlen las consejerías catalanas, área por área, desde Madrid o la de hacerse sólo con el control de los Mossos y las cuentas.

Sí se sabe que la aplicación del 155 será para convocar elecciones anticipadas en la Comunidad, aunque no se conocen los plazos que se barajan para la celebración de las mismas, entre otras muchas dudas. "Las medidas se explican cuando se aprueban, no antes", señalan fuentes de Moncloa. De momento, salvo sorpresa, seguirá la incertidumbre.

Así lo ha constatado también el número tres del PP, Fernando Martínez-Maillo, que ha argumentado que "en política las cosas son como son y cada día tiene su afán". "Ahora mismo es jueves, mañana es viernes y pasado, sábado", bromeó para no detallar las medidas a aplicar dentro del 155 de la Constitución ni opinar sobre si Génova preferiría una intervención total o gradual en Catalunya. "Esa es una gran pregunta para el Gobierno", se zafó el coordinador general del PP. "Somos conscientes de que la sociedad española tiene inquietud, pero tienen que entender que estamos haciendo lo correcto y en compañía del PSOE y eso es una garantía", concluyó.

El pacto con PSOE y Cs

Los únicos que, a día de hoy, conocen el detalle de las medidas son los socialistas. Esta misma mañana -según adelantó Manuel Sánchez- han sido dos equipos de PSOE y Moncloa, encabezados por Carmen Calvo y Soraya Sáenz de Santamaría, respectivamente, quienes se reunieron para terminar de perfilarlas. Tanto Pedro Sánchez como el presidente del Gobierno se encuentran hoy en Bruselas, donde se prevé que ofrezcan sendas ruedas de prensa. 

El único que conoce las medidas, a día de hoy, es el PSOE. Ciudadanos asegura no haber sido informado del detalle de las mismas

El otro miembro del autodenominado "bloque constitucionalista", Ciudadanos, asegura desconocer todavía la concreción de las propuestas del Gobierno. Albert Rivera se reunió ayer con Mariano Rajoy en la Moncloa, pero éste no le especificó ningún tipo de medida. Así lo aseguran fuentes del partido, que afirman no conocer los detalles: "cuando las tengan, nos informarán, se supone", sentencian. Es más, en Cs estaban convencidos de que el Consejo de Ministros extraordinario que debe elevar dichas propuestas al Senado para su aprobación final se produciría este mismo jueves. Pero no será hasta el sábado...

Por otro lado, todavía existe la posibilidad de paralizar el 155, aunque a día de hoy parece improbable. Para ello, el propio Puigdemont debería convocar elecciones anticipadas y, así, frenar el proceso antes de que se reúna el Senado. No obstante, las primeras reacciones de los dos partidos que conforman el Govern catalán (ERC yPDCAT) no apuntan en esa dirección. "El Gobierno catalán no convocará elecciones porque la mayoría existente hoy en el Parlament no sólo es legal, sino que es legítima", sentenció, rotundo, el portavoz republicano en el Congreso, Joan Tardà. "Hoy no estamos en el escenario de una convocatoria de elecciones", constató también su homólogo del PDeCAT, Carles Campuzano. 

En el PP, por su parte, advierten a Puigemont de que "tiene la facultad de convocar elecciones hasta que deja de tenerla" -es decir, hasta que el 155 se apruebe en el Senado- y ven con cierto peligro la celebración de unos comicios. Por ello el Gobierno quiere retrasar al máximo la convocatoria de los mismos, mientras en Ciudadanos querrían que se produzcan cuanto antes. Los conservadores consideran que, a tenor de las encuestas, sólo ERC las quiere por verse con posibilidades de ganarlas, pero también los naranjas están convencidos de haber aumentado sus apoyos. De ahí su presión a Rajoy para que acelerara cuanto antes la aplicación del 155 con ese fin. De momento, Rivera tendrá que esperar hasta el sábado.