Público
Público

El acercamiento de presos de ETA sobrevuela la negociación entre Gobierno y PNV

El PP está en conversaciones con los nacionalistas vascos para pactar el techo de gasto que deberá ser aprobado a mediados de julio.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, en una de sus reuniones con Mariano Rajoy. Archivo EFE

El acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas ha estado siempre encima de la mesa en cada reunión de los Gobiernos central y vasco. Sin embargo, ambos niegan que estén manteniendo ningún tipo de negociación al respecto. Mucho menos, como contrapartida de otro tipo de debates como los relativos a los Presupuestos Generales del Estado o el techo de gasto, aseguran, pese a que los entornos respectivos lo consideran "inevitable".

Las sospechas sobre una posible negociación secreta al respecto se acrecentaron el pasado 29 de mayo, cuando la Cadena Ser adelantó que las más altas esferas de ambos Ejecutivos estaban avanzando en esta materia. En concreto, el pacto consistiría en trasladar casi automáticamente a todos los internos a diez cárceles situadas a menos de 250 kilómetros de Euskadi.

Ya entonces, tanto PP como PNV negaron dicha cuestión. Y mucho menos que dichas conversaciones se produjeran a cambio del apoyo de los cinco diputados vascos a los Presupuestos Generales del Estado para el 2017 que, finalmente, salieron adelante con el apoyo de dicha formación, Ciudadanos, Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Las negociaciones para el techo de gasto entre PP y PNV van por buen camino

Ahora, el Ejecutivo de Mariano Rajoy, a través del departamento de Hacienda que dirige Cristóbal Montoro está ya hablando con el resto de formaciones parlamentarias para poder sacar adelante el techo de gasto del 2018, que se votará en el Congreso los próximos 11 y 12 de julio. Tanto PP como PNV admiten que ya han tenido contactos al respecto y, además, aseguran que van buen por camino.

Fuentes del grupo vasco argumentan que para su formación el techo de gasto no tiene valor político, como sí lo tendrían los PGE, por ejemplo, y valoran que el nuevo Gobierno en minoría de Rajoy haya cedido a mantener reuniones bilaterales con los Ejecutivos vasco y navarro que, dado que ambas Comunidades tienen un régimen fiscal propio y no participan en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, consideran más que necesarias para para pactar objetivos de déficit.

Desde el PNV aseguran que aún no han formalizado su orientación del voto porque, dicen, aún no han accedido al documento con las cifras que el Ejecutivo central prevé aprobar en un Consejo de Ministros extraordinario el próximo lunes. Aun así, admiten que hay buena sintonía en sus conversaciones con los conservadores y lo más probable es que se inclinen hacia el sí.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, saluda al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, al inicio del pleno de este jueves en el Parlamento. EFE/José Ramón Gómez

Fuentes del PP reconocen que "lo lógico" sería que Rajoy abriera la mano con las restricciones de  la vía Nanclares

Respecto al acercamiento de presos, la formación vasca admite que la Lehendakaritza sí tiene un plan de Gobierno que pretende trasladar a los internos de ETA a menos de 250 kilómetros de Euskadi, pero inciden en que esta cuestión "jamás" ha formado parte de ninguna negociación presupuestaria ni de otro tipo. "No puede ser una contrapartida de nada, tiene que llevarse a cabo por el convencimiento de que ya es el momento de que eso se lleve a cabo", argumentan las fuentes consultadas.

De hecho, insisten en que su petición al Gobierno de Rajoy no es que se salte la ley, sino que aplique la que ya existe. Es decir, que aplique la llamada Vía Nanclares, que permite estudiar caso a caso, petición a petición, para permitir a los presos de ETA que hayan mostrado arrepentimiento o colaboren con la justicia para esclarecer algunos crímenes sin resolver, entre otras cuestiones, se acerquen a su tierra natal. "Hay presos que por estar enfermos, o porque ya han cumplido X tiempo de condena ya podrían acogerse a ciertos beneficios", aseguran los nacionalistas, que recuerdan que el Ejecutivo vasco ya tiene un estudio hecho "preso a preso" e insisten en que no se trata de "hacer excepciones" sino de "cumplir la ley que ya existe".

Rajoy "ni siquiera contesta"

En el PP ya hay algunas voces que incluso reconocen que "lo lógico" sería que el Gobierno de Rajoy comenzara a abrir un poco la mano con las restricciones que impuso a la Vía Nanclares. Especialmente, dicen estas fuentes, después del desarme llevado a cabo por la banda terrorista. Sin embargo, la Moncloa no tiene intención de abrir ese melón aún.

Fuentes del Gobierno manifiestan que es un tema "muy serio" que habrá que abordar en algún momento, pero insisten en que por ahora no se está llevando a cabo ninguna negociación al respecto con el Ejecutivo vasco. "No hay nada nuevo", aseguran. En el PNV lamentan, por su parte, el inmovilismo habitual de Rajoy. "No es que nos diga que no; es que ni siquiera contesta", sentencian.

Así las cosas, no parece que vaya a haber acuerdo alguno respecto al acercamiento de presos, al menos, en público. Más cercano se visualiza un pacto para aprobar el techo de gasto para el que Rajoy todavía ha de convencer al resto de formaciones, incluidos sus socios de Ciudadanos, que se han levantado de la mesa tras la negativa de Montoro a bajar el IRPF. El PP quiere contar también con el PSOE de Pedro Sánchez, pero el presidente, de nuevo, sigue la línea del inmovilismo y aún no le ha llamado. El Ejecutivo aprobará la senda de déficit el próximo lunes y tendrá menos de diez días para lograr el apoyo suficiente para que salga adelante. El 12 de julio se verá. .