Público
Público

Informe final de la Fiscalía Anticorrupción La trama de Correa era "una actividad duradera" de sobornos a cargos del PP

El ministerio público pide al tribunal que juzga el caso Gürtel que tenga en cuenta la declaración del cabecilla de la trama en la que hizo revelaciones importantes a la hora de dictar sentencia y le rebaje la pena.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Vista de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional donde las fiscales emiten su informe en el caso de corrupción política Gürtel. EFE/J.J. Guillén

La Fiscalía Anticorrupción ha subrayado este lunes ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a los 37 acusados por participar en la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) que esta red corrupta era "una actividad duradera para delinquir" y apropiarse de fondos públicos a través de mantener el contacto con algunos cargos públicos del PP y el pago de comisiones de un "tres o cuatro por ciento".

La fiscal Concepción Sabadell ha destacado durante la exposición de su informe de conclusiones que tras una "ardua y compleja instrucción" de la causa, "y no menos complejo juicio", ha quedado acreditado que la trama de corrupción llevada a cabo por el Grupo Correa "no es un hecho aislado" y que los "hechos han sido probados, contrastados".

Según ha recalcado, el propio 'cabecilla' de la Gürtel, Francisco Correa, afirmó que la trama consistía en un "sistema" para conseguir adjudicaciones públicas a cambio de pagar comisiones de un "tres o cuatro por ciento" a altos cargos públicos. "No es un hecho aislado, es una actividad duradera para delinquir", ha resaltado.

Se trata de conseguir "contratos públicos a cambio de sobornos a funcionarios y autoridades del PP" y ha precisado que a través de estos contactos de la red corrupta se "apropiaron de fondos públicos". Para Anticorrupción ha quedado probado que la Gürtel buscaba un "enriquecimiento con el abuso de las funciones públicas de algunos de los acusados".

Vista de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional donde las fiscales emiten su informe en el caso de corrupción política Gürtel. EFE/J.J. Guillén

Entre los acusados se encuentran exalcaldes conservadores como Guillermo Ortega (Majadahonda) y Jesús Sepúlveda (Pozuelo de Alarcón); el extesorero del PP Luis Bárcenas; o el exsecretario de Organización del PP de Galicia Pablo Crespo, considerado 'número dos' de la trama. "Una actuación aún más reprochable" si se tiene en cuenta que las entregas de dinero a "cargos públicos" provenía del dinero que la trama estaba gestionando con estos negocios, ha subrayado.

Asimismo, ha pedido que tenga en cuenta la declaración del líder de la misma, Francisco Correa, en la que hizo revelaciones importantes a la hora de dictar sentencia y le rebaje la pena, pese a que el Ministerio Público mantuviese su solicitud de 125 años y un mes de prisión para el empresario.

La fiscal Concepción Sabadell ha subrayado que la declaración del 'cabecilla' de la Gürtel en el juicio es "relevante" para "acreditar determinadas cuestiones". Correa afirmó que algunas constructoras recurrieron a sus servicios para que mediase por ellas ante los ministerios de Fomento y Medio Ambiente a cambio de comisiones de entre el dos y el tres por ciento abonadas al extesorero del PP Luis Bárcenas.

Una afirmación que llevaron al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata a reabrir la investigación de una presunta caja B del PP -o "contabilidad extrancontable", como la denominó Bárcenas-. Sin embargo, la Fiscalía ha precisado que hay "matices" y "peculiaridades" que han hecho que no atienda a las atenuantes solicitadas por la defensa del líder de la red corrupta.

Aún así, ahora ha pedido al tribunal que tenga en cuenta esta declaración a la hora de dictar la sentencia y valore la rebaja de la pena solicitada, la máxima de todos los acusados. El propio presidente del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, encargado de enjuiciar este procedimiento, el magistrado Ángel Hurtado, destacó que Correa es "una de las pocas partes del proceso que no ha impugnado nada".

La caja B de Correa "existe"

La Fiscalía ha destacado que la caja B de Correa sí que "existe" y que está destinada "a efectuar sobornos a cargos públicos". Ha explicado que la estructura societaria de la Gürtel fue creada por el acusado Luis de Miguel "para ocultar su verdadero titular", que era el empresario.

Asimismo, ha dicho que ha quedado por probado que el exsecretario de Organización del PP en Galicia, Pablo Crespo era "la mano derecha" de Correa y revisaba que todo se ejecutase perfectamente; y que José Luis Izquierdo es el "gestor de la tesorería opaca" aunque dependa de los dos líderes de la trama.

También ha explicado que Isabel Jordán era la directora de las sociedades "bajo la dirección" de Crespo; que Javier Nombela era el director financiero con "importantísimo papel" en la organización de las diversas empresas para ocultar el verdadero beneficiario y la emisión facturas falsas; y que Alicia Mínguez tuvo una función "relevante" para dar instrucciones sobre la facturación.