Público
Público

Xoán Hermida Un diputado de En Marea renuncia a su acta en Galicia por un altercado policial

Xoán Hermida, que debía sustituir en el Parlamento de Galicia a Juan Merlo por mentir en su currículum, también ha renunciado a su escaño al estar inmerso en una polémica con un agente de la Policía Local de Pontevedra. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

El excoordinador de Marea Pontevedra, Xoán Hermida / EUROPA PRESS

Xoán Hermida, que debía sustituir en el Parlamento de Galicia al exdiputado Juan Merlo que mintió en su currículum, también ha renunciado a su escaño al estar inmerso en una polémica con un agente de la Policía Local de Pontevedra. Por este motivo, Hermida ha trasladado a la Mesa del Parlamento que dejará el puesto, a pesar de que hace tan sólo cuatro días avanzó que lo asumiría de manera "provisional" y sin cobrar salario.

Hermida ha subrayado que da este paso una vez que el Consello das Mareas aprobó la celebración de la consulta a los inscritos sobre el futuro de la diputada Paula Quinteiro, a raíz del incidente en el que se vio envuelta con un agente policial al que, tras una multa por estacionamiento, supuestamente intentó intimidar diciendo que era líder de la Marea pontevedresa.

No obstante, el número 6 de la lista de En Marea por Pontevedra reitera que sus "ocupaciones profesionales" le impiden asumir el acta de diputado en el Parlamento gallego, como ya anunció hace varias semanas. No obstante, dice que da este anuncio por "ética y compromiso con el electorado".

Con su renuncia pretende forzar la de otra compañera que también se vio envuelta en otro incidente con la policía. Hermida, al igual que la dirección de En Marea, quieren que la parlamentaria de su formación e inscrita en Podemos -de la corriente Anticapitalista- Paula Quinteiro, renuncie a su acta después de enfrentarse con unos agentes de la Policía Local de Santiago que realizaban un control tras una denuncia por vandalismo.

Según recoge el atestado policial, Quinteiro formaba parte de un grupo de jóvenes que esa noche fue interceptado por los policías después de que un vecino denunciase la rotura de varios retrovisores de los coches estacionados en una calle, y ante los que se identificó con su credencial de diputada en lugar de con su DNI para hacer valer su posición de parlamentaria.