Público
Público

El Tarajal Las familias de las víctimas de El Tarajal reclaman en el Congreso que “se haga justicia”

Una docena de padres, madres y hermanos de los fallecidos en la playa ceutí hace tres años intervienen por videoconferencia en un acto en su memoria organizado por entidades sociales y acogido por Podemos y Compromís en la Cámara baja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la imagen, de izq. a dcha: Mahamadou Simakha Mali, Raquel Pérez y Arona MDoye, activistas de la Asociación Elin, en la jornada 'Dignidad y Justicia en las fronteras. Homenaje a las víctimas del Tarajal', celebrada esta tarde en el Congreso.- EFE

“¡Queremos que se haga justicia, que sus muertes no queden impunes!”, ha exclamado con voz compungida la madre de uno de los jóvenes fallecidos hace ahora tres años en la playa ceutí de El Tarajal tras la intervención de efectivos de la Guardia Civil cuando decenas de inmigrantes intentaban acceder a nado al territorio español. En aquel trágico suceso murieron ahogados 14 personas y otra más se dio por desaparecida, dando lugar a un episodio dramático que generó un gran impacto social y una crisis política.

Una decena de familiares de los jóvenes fallecidos en aquella tragedia intervinieron por videoconferencia desde Doulala, en Camerún, para participar en el homenaje en memoria de las víctimas. Padres, madres y hermanos de los jóvenes muertos han exigido conocer la verdad de lo ocurrido al tiempo que han reclamado la acción de la justicia para que aquellos actos no queden en el olvido y sin responsabilidad. “Solo querían una vida mejor para sus familias”, ha dicho el hermano de uno de los fallecidos.

Una decena de familiares de los jóvenes fallecidos en aquella tragedia intervinieron por videoconferencia desde Doulala

El acto de homenaje ha coincidido con el que se celebraba en Douala, impulsado en Camerún por la Asociación de Víctimas de El Tarajal, y en ambos foros se ha denunciado el fracaso de las políticas migratorias, principalmente desde la Unión Europea y particularmente en España. Los organizadores del acto en el Congreso de los Diputados, amparados por el grupo parlamentario de Podemos y diputados de Compromís, han denunciado los intentos desde las instituciones, especialmente el Gobierno, de que aquel suceso quede sin ningún tipo de responsabilidad.

Representantes de las entidades Caminando Fronteras, Coordinadora de barrios de Madrid, CEAR y DESC han denunciado con fuertes críticas las mentiras volcadas por el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y su subordinado, el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández-Mesa, para intentar crear una realidad falsa de la tragedia, finalmente desmentida por los testimonios de los supervivientes y grabaciones de particulares, así como los vídeos de las cámaras de la frontera.

Helena Maleno, de Caminando Fronteras, ha criticado el obstruccionismo institucional y las trabas judiciales que se ha volcado sobre esta tragedia. “Debemos luchar para que esto no vuelva a ocurrir, de forma decidida, porque se está atentamente contra los derechos más elementales de los seres humanos. Es una situación de la que debemos avergonzarnos y pedir perdón; también para erradicar la injusticia que pesa sobre los migrantes”. Como ella otros intervinientes han reclamado que no se olvide la tragedia que “solo podrá evitarse si toamos consciencia colectiva”, ha recalcado Marco Aparicio, del Observatorio DESC – derechos Económicos, Sociales y culturales -.

Durante el acto se han mostrado los documentales Transformar el dolor en justicia y Desmontando la impunidad de la frontera sur. En el primero han intervenido los familiares de los jóvenes que murieron en la playa de El Tarajal, con testimonios muy emotivos; en el segundo, se ha hecho un relato pormenorizado de los sucesos que provocaron la tragedia, con las declaraciones falsas y contradictorias que pusieron de manifiesto días después por el ministro y el máximo responsable de la Guardia Civil.

Los organizadores en España, así como la asociación creada en Camerún, han denunciado que el Gobierno español se haya negado a conceder visados a los familiares de los fallecidos para poder viajar para reconocer los cuerpos enterrados en Ceuta, algunos de ellos todavía sin identificar. Al mismo tiempo, han mostrado su confianza en la acción de la justicia tras la reapertura del caso dictado por la Audiencia Provincial de Cádiz tras el sobreseimiento por parte de un juzgado de Ceuta el mes de octubre pasado al no encontrar responsabilidades criminales en los sucesos.