Público
Público

Francisco Camps niega en el Congreso las acusaciones de Ricardo Costa sobre la financiación del PP valenciano

El expresidente de la Generalitat valenciana asegura que las cuentas de su partido "han sido siempre legal, ajustadas a derecho y revisadas por el Tribunal de Cuentas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps, poco antes de su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, en el Congreso de los Diputados. EFE/Chema Moya

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha afirmado hoy en el Congreso que las cuentas del PP, tanto a nivel nacional como regional, "han sido siempre legales, ajustadas a derecho y revisadas por el Tribunal de Cuentas", y ha atribuido a la "estrategia de defensa" de Ricardo Costa las acusaciones contra él.

Imputado actualmente en tres causas judiciales (relacionadas con el circuito de la Fórmula 1 en la capital valenciana y con las contrataciones con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI en 2006), Francisco Camps dimitió en 2011 tras ser imputado por un delito de cohecho del que posteriormente fue absuelto.

El presidente valenciano ha comparecido este martes en la comisión de investigación por la supuesta financiación ilegal del PP, después de que el pasado 24 de enero el ex secretario general del PP de Valencia Ricardo Costa le acusara en el juicio de la rama valenciana de Gürtel de encargar financiar con dinero negro procedente de empresarios las campañas electorales de 2007 y 2008.

Ricardo Costa, secretario general del Partido Popular valenciano entre 2007 y 2009, dijo en enero que la campaña electoral de 2007 se realizó gracias a las aportaciones en efectivo de empresarios que tenían adjudicaciones con el Gobierno valenciano, en manos de su formación durante décadas.

"Le puedo asegurar que eso no es así", ha dicho sobre las acusaciones de Costa, y ha recordado que Costa y los empresarios que han colaborado con la Fiscalía confesando comisiones han estado "nueve años diciendo lo contrario".

"Ningún empresario podrá decir nunca jamás que yo le haya dicho que pagara algo, yo estaba para otras cosas mucho más ilusionantes como ser presidente de la Comunidad Valenciana", ha declardo Camps, que no está imputado en el caso Gürtel pero que comparecerá como testigo este miércoles.

"Yo siento el cariño de mi partido. Noto el cariño del presidente (Mariano Rajoy), de la secretaria general (María Dolores de Cospedal) y de la Ejecutiva"

Tanto a los periodistas que le esperaban a las puertas de la Cámara Baja como all inicio de su comparecencia, el expresidente valenciano ha asegurado que se encuentra respaldado por su partido, que, según ha subrayado, no le ha pedido nunca que renunciara a su militancia. "Yo siento el cariño de mi partido (...) Noto el cariño del presidente (Mariano Rajoy), de la secretaria general (María Dolores de Cospedal) y de la ejecutiva", ha añadido.

Durante la comparecencia, Camps ha reclamado al PSOE que le pida perdón por haber recurrido su absolución en el conocido como caso de los trajes.

En un tenso inicio, el diputado socialista Artemi Rallo le ha preguntado cómo se siente siendo tratado por su partido como una "manzana podrida". Camps ha negado que sea así, sino "justo lo contrario", y le ha reprochado su "impertinencia".

Sobre su absolución en el conocido como el caso de los trajes, ha dicho que no tiene "ningún cargo de conciencia" al respecto e incluso ha reprochado al diputado del PSOE que no le haya pedido perdón, ya que los socialistas recurrieron la condena al Supremo, ante lo que Rallo le ha hecho ver su asombro por su "tono arrogante". 

El expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, en el Congreso de los Diputados. EFE/Chema Moya

Camps ha defendido que los cargos del PP imputados por la financiación no lo están porque se hayan enriquecido ellos, "en todo caso por irregularidades administrativas", y que "más del 60 o el 70 por ciento de los cargos del PP han sido absueltos o se archivaron sus causas".

Y ha recriminado de nuevo al PSOE que tuvo que dimitir porque los socialistas le acusaron "por unos trajes", un caso por el que no tiene "ningún cargo de conciencia".

En vista de que el debate se estaba saliendo del tema que se investiga, el presidente de la comisión, Pedro Quevedo (Nueva Canaria), le ha pedido que parara de hablar de cuestiones políticas porque en la comisión se trata la supuesta financiación irregular del PP. "Esto no es un debate, es una comisión de investigación", ha dicho Quevedo para añadir que si iba a hablar del PSOE no se lo iba a permitir "porque sencillamente esta no es la cuestión". 

"Hablar de 'país valenciano' es un insulto"

Francisco Camps se ha enzarzado también varias veces con la diputada de ERC Ester Capella por hablar de "país valenciano", un calificativo que considera un "insulto" "dolororísimo" para los valencianos.

"No puedo soportar este insulto, no existe el país valenciano, existe la Comunidad Valenciana", ha dicho cuando el presidente de la comisión, Pedro Quevedo (Nueva Canaria), le ha pedido que dejara de repetir eso porque Capella está en su derecho de usar los denominativos que considere.

En ese momento, le ha dicho a Quevedo que es como si a las Islas Canarias "las llamaran archipiélago atlántico". "Esta mujer ha venido a insultar a los valencianos", ha insistido para incidir luego en que para los valencianos "es dolorosísimo" escuchar eso.

Ante la insistencia de Camps, Quevedo ha vuelto a intervenir para afirmar que Capella "tiene derecho a expresar esa diferencia de concepciones que es legítima. No es un insulto, porque si no estarían a tiros en la Comunidad Valenciana y eso no ocurre. Pido respeto".

Anteriormente, Quevedo le había reprochado a Camps que siguiera "esta moda de que aquí habla todo el mundo cuando quiere". "Que nadie vuelva a tomar la palabra sin autorización", había pedido sin éxito al expresidente valenciano. Pero sus palabras de han caído en saco roto y Camps ha perseverado, aún después de que le repitiera varias veces que Capella estaba en su derecho de llamar a la Comunidad Valenciana como quisiera, que tiene "la obligación defender la denominación de mi tierra" "¡Es que yo he sido presidente de la Generalitat!, ha exclamado.