Publicado: 11.03.2016 11:32 |Actualizado: 11.03.2016 11:32

Margallo: la reunión entre Guindos y Junqueras fue para evitar que "S&P declarara a Catalunya en quiebra"

El ministro de Exteriores en funciones afirma que el Gobierno ha apoyado a Catalunya "probablemente más" que a otras comunidades autónomas, pero "no por privilegio" sino porque las empresas catalanas exportan más.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Jose´Manuel García Margallo

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo.

MADRID.- El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha justificado la reunión que mantuvieron esta semana su colega de Economía, Luis de Guindos, y el vicepresidente catalán Oriol Junqueras, porque la agencia de calificación Standard and Poors amenazaba con declarar a Catalunya en quiebra.

"Que había que hablar con Junqueras es evidente, había una amenaza de nota de una agencia de calificación que iba a declarar a Catalunya en default, en quiebra y eso sería un grave problema en los mercados financieros", ha dicho en una entrevista en Los Desayunos de TVE.



Margallo ha recalcado que el Gobierno siempre está "detrás de las comunidades autónomas". Es más, ha explicado que así lo destacó en la misiva que le envió al consejero catalán Raül Romeva, ahora responsable de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia.

El ministro en funciones ha afirmado que el Gobierno ha apoyado a Catalunya "probablemente más" que a otras comunidades autónomas, pero "no por privilegio" sino porque las empresas catalanas exportan más. "Por Catalunya se haría lo que se haría por cualquier comunidad autónoma. Yo tengo debilidad por Catalunya, pero todo el Gobierno tiene debilidad por Catalunya", ha apostillado.

Por otro lado, Margallo ha adelantado que el Consejo de Ministros estudiará este viernes el expediente de la Consejería de Exteriores catalana, después de que, el pasado febrero, el Tribunal Constitucional admitiese a trámite los recursos del Gobierno contra sus competencias.

El ministro en funciones ha avisado de que el cambio de nombre de la Consejería —"llamarle a un líquido leche o sustancia lactosa", ha dicho— no le parece que cambie la situación, porque "el problema no es el nombre sino la cosa". De hecho, ha recordado la cantidad de declaraciones de Romeva afirmando que quiere crear una estructura de un Estado independiente o hablando de protoestado porque "sabe que la batalla se juega en el exterior", ya que un Estado existe cuando se le reconoce como tal.