Público
Público

Máster Cifuentes La jueza imputa a Cifuentes por el caso del máster

La expresidenta madrileña ha sido citada el próximo 26 de junio por delitos de falsificación y cohecho que, además de acarrear penas de hasta seis años de cárcel, llevan aparejada la inhabilitación especial para cargo o empleo público, sólo un día después de que la UCM le haya asignado un puesto de forma provisional en la Gerencia del Rectorado.

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 12

Cristina Cifuentes durante la rueda de prensa en la que anunciaba su dimisión. /EFE

La jueza que investiga la presunta falsificación del máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha imputado a la expresidenta madrileña y la ha citado el próximo 26 de junio por delitos de falsificación y cohecho, que acarrean penas de prisión de hasta seis años e inhabilitación para ejercer como cargo público durante un periodo de seis años.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han informado de la decisión de la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, que ayer comenzó la toma de declaraciones a los investigados en el caso y ha decidido realizar nuevas citaciones, incluida la de Cifuentes. Así, la expolítica será investigada por delitos que, además de pena de cárcel, llevan aparejada la inhabilitación especial para cargo o empleo público, o al menos la suspensión.

La jueza, de momento, ha citado a otras cuatro personas más como imputadas en la causa, entre las que se encuentra el exdirector del Instituto de Derecho Público de la URJC, Enrique Álvarez Conde.

Este jueves la magistrada imputaba también a la profesora de la URJC Alicia López de los Mozos, que negó haber presidido el tribunal de la evaluación del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. Después de que López de los Mozos declarara en calidad de testigo, la jueza decidió cambiar su situación a investigada, acusada de un delito de prevaricación administrativa por haber calificado a alumnos que supuestamente no habían participado en el máster.

Además, durante la jornada declararon ante la magistrada otras dos de las imputadas: Cecilia Rosado, profesora del máster y secretaria del tribunal encargado de examinarla, y Amalia Calonge, la funcionaria de la universidad que alteró sus notas.

Carmen Rodríguez-Medel empezó la investigación por la denuncia de una catedrática de la Universidad de Salamanca y una de las profesoras cuya firma fue falsificada, en este caso en el acta de convalidación de notas. Después, asumió la investigación que había iniciado la Fiscalía de Móstoles y finalmente decidió ampliar la causa para averiguar qué ocurrió con el acta relativa a la defensa del trabajo de fin de máster de Cifuentes. En los próximos días declararán otra quincena de testigos, entre los que se encuentra Ignacio Escolar, director de eldiario.es, y nueve alumnos.

Puesto en el Rectorado de la Complutense

El mismo jueves, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) asignaba a Cifuentes un puesto de forma provisional en la Gerencia del Rectorado. La exdirigente madrileña había solicitado el miércoles la reincorporación a su puesto en Complutense —en la que entró en 1990 como técnico B de Administración— tras renunciar a su acta de diputada en la Asamblea de Madrid. 

La expolítica lleva 25 años alejada de la universidad desempeñando cargos en la administración, primero como diputada en la Asamblea de Madrid, luego delegada del Gobierno y por último presidenta regional, cargo al que renunció el pasado 25 de abril tras la polémica por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en 2012 y el vídeo en el que presuntamente aparecía hurtando dos cremas faciales en un supermercado.