Público
Público

Primarias en el PSOE El Gobierno quiere a Susana; el PP prefiere a Pedro

Los conservadores -también los de Ciudadanos- temen que el 'no es no' de Sánchez provoque inestabilidad en la legislatura, pero ven a Díaz como una rival mayor a la hora de aglutinar el voto de centro derecha en las elecciones.

Publicidad
Media: 3
Votos: 8
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en la Moncloa. Archivo EFE

¿A quién quieres más, a papá o a mamá? Oficialmente, Génova no se mete en "los procesos internos de otros partidos". Pero entre broma y broma, los conservadores tienen sus propias encuestas sobre las primarias del PSOE.

En el PP nadie apuesta por Patxi López como futuro secretario general de los socialistas. Tampoco se atreven a hacer porras sobre la batalla Susana Díaz versus Pedro Sánchez, ni siquiera después de conocer el ajustado resultado de la recogida de avales. Pero sí tienen claro a quién les convendría tener como rival. 

Casi todas las fuentes consultadas creen que la presidenta andaluza, promotora del 'golpe de Estado' contra Pedro Sánchez y de la Gestora de la abstención, proporcionará más estabilidad al Gobierno de Mariano Rajoy. Nadie cita una posible "gran coalición" PP-PSOE, pero sí consideran que será más fácil tratar con ella que con él.

De hecho, la mala relación del jefe del Ejecutivo con Sánchez es vox pópuli. Son muchos los que estos días recuerdan sus reuniones de poco más de un cuarto de hora en la época de negociaciones para la investidura. De ahí que consideren que el 'no es no' del exlíder socialista, que incluso ha abierto la puerta a una posible moción de censura tras los últimos escándalos de corrupción del PP, podría entorpecer los planes del Gobierno para agotar la legislatura. 

En cambio, en el PP sí ven una ventaja a que sea Sánchez quien se vuelva a hacer con el liderazgo de Ferraz. Los conservadores consideran que él cambiaría el rumbo del PSOE y lo haría virar hacia la izquierda, dejando libre el hueco de centro derecha que, en las próximas elecciones, ya sólo se disputarían PP y Ciudadanos.

Los de Albert Rivera, por su parte, también opinan así. Todos los 'naranjas' consultados abogan también por la "estabilidad" de la legislatura -la misma excusa que han utilizado para dar su apoyo total a los Presupuestos Generales del Estado-, pero reconocen que con Susana Díaz les sería más difícil competir para arañar votos del centro derecha. 

Así las cosas, los partidos conservador y liberal abogan por Díaz para evitar unas elecciones anticipadas y pactar leyes, pero preferirían a Sánchez como líder de la izquierda que no podría hacerles sombra en su propio terreno. La derecha quiere pescar en el río revuelto del PSOE: el Gobierno -y sus socios de C's- quieren a Susana en la legislatura, aunque como partidos prefieren a Pedro como competidor electoral.