Publicado: 14.05.2015 00:16 |Actualizado: 15.05.2015 14:02

Villacís: "Echaremos a los falangistas de Ciudadanos... estamos muy pendientes"

La candidata a la Alcaldía de Madrid del partido naranja rechaza que tilden a su formación de xenofobia o de ser la marca blanca (o ultra) del PP.  No quiere etiquetas, aunque reconoce que su programa se parece mucho al de UPyD.​

Publicidad
Media: 2.69
Votos: 13
Comentarios:
La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, tomando café en el centro de Madrid. Imagen cedida por C's.

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, tomando café en el centro de Madrid. Imagen cedida por C's.

MADRID.- Es una Ciudadana que prefiere definirse como "una ciudadana normal, aunque parezca que ahora moleste decir eso". Begoña Villacís (Madrid, 1978) aboga por el "derecho a participar en política" de todo hijo de vecino. Por eso, tras haber colaborado como asesora del partido naranja en su pueblo (Villanueva del Pardillo), decidió hace tan sólo unos meses liarse la manta a la cabeza y presentarse como candidata a la Alcaldía de Madrid.

Mujer, madre y trabajadora, no es una feminista al uso: no es partidaria de las cuotas y aboga por un aborto "regulado". Pero no soporta que la identifiquen como la cara más bonita de Ciudadanos (C's). Es guapa y lo sabe, pero prefiere que le alaben -o no- por otros motivos. "Es que eso es muy machista", protesta.

Deportista, come "como una lima" y, mientras devora su "segundo desayuno del día", confiesa que está aprendiendo a caminar en esto de la política. Teme -al menos un poco- a los medios de comunicación ("no es lo mismo ser entrevistada que ir a una tertulia", dice) pero también se siente "libre" incluso para hacer autocrítica con su partido. Odia sentir que le meten en el mismo saco que algunos de los garbanzos negros de la formación pero, incide, "garbanzos hay, pero de todos los colores".

Como de todos los colores dice que es. O de ninguno. Porque es una abogada que estudió en el CEU San Pablo y en EEUU, pero que también trabajó como dependienta en un Zara. "Llevo currando desde los 18 años, ¿quién va de señorita?", defiende. Como defiende que no es de derechas, ni de izquierdas, ni de centro. "Encajonarse me parece una debilidad tremenda y yo tengo amigos en todos los barrios de Madrid", insiste quien reconoce haber asistido con su tío a fiestas del Partido Comunista, aunque siempre haya votado a Ciudadanos, UPyD y, sí, también al PP, "aunque por herencia familiar".  



Acaba de presentar su programa electoral con el que propone ahorrar 1.200 millones para poder bajar impuestos o permitirse días de transporte gratuito, entre otras medidas. ¿Le salen las cuentas?

Sí, porque proponemos eliminar esa burbuja que se ha creado en el Ayuntamiento de Madrid y que es el comedero de los partidos políticos y de sus amigos. Yo no tengo por qué sostener eso. Yo apuesto por que se reduzcan desahucios, por que se abran más escuelas infantiles…

¿No es un programa demasiado ambicioso, irrealizable?

Sí. Somos ambiciosos y valientes. Y esa valentía sólo la puede tener un partido que no tenga gente que recolocar. 

Sale a ganar, dice que quiere ser "puerta y no llave", pero también las encuestas siguen colocándoles como bisagra, como en Andalucía. ¿Pactará con la lista más votada o impedirá un gobierno de Esperanza Aguirre?

Yo nunca dije que pactaría con la lista más votada. Ni con la menos votada. No tengo complejos para pactar con nadie.

¿No es contradictorio que robándole ustedes votos al PP al final terminen pactando con ellos? ¿Eso es "el cambio"? 

Es que hablamos de pactar políticas. ¿Proponen ampliar el horario de las guarderías? Pues tendrán mi apoyo, pero eso es distinto de permitir la gobernabilidad. Y, en cualquier caso,  recibimos votos de muchas formaciones que nadie se creería...

"Somos un partido nuevo que se tiene que nutrir con gente que de algún lado habrá salido, ¡claro!"

Pero se les conoce como la marca blanca del PP…

Es que ese asociacionismo no lo comparto. Yo no me quiero etiquetar. Quiero que la gente mire mi programa y luego me coloquen donde quieran.  Todos tenemos cosas buenas y malas.

¿Ah, sí? ¿También Ciudadanos tiene cosas malas?

Sí, claro. Estamos aprendiendo y cometemos errores. Lo bueno es que somos suficientemente humildes para saber que tenemos que aprender. Otros están tan consolidados que han olvidado de que la sociedad cambia. 

Presume de que ustedes son "gente, no políticos". Pero buena parte de sus miembros provienen de PP, PSOE, UPyD y el propio Albert Rivera estuvo Nuevas Generaciones... 

Es que somos un partido nuevo que se tiene que nutrir con gente que de algún lado habrá salido, ¡claro!. Todo el mundo tiene una historia. Pero nadie de mi lista ha tenido un cargo político antes.

Tampoco tolera "la corrupción ni las listas manchadas de imputados" pero en C's, Jordi Cañas, que fue imputado, sigue cobrando como asesor en Europa.

Es que a Cañas le archivaron el caso. Jordi es un buen tipo, de verdad. Dimitió, que es algo que no hace nadie y ahora es un trabajador externo, un autónomo, como si el PP contratara a una empresa para que le pinten la sede de Génova. No es un cargo electo ni representativo. 

En cualquier caso, C's se presenta como el partido del cambio, de la regeneración, el que va a traer una nueva transición…

(Corta la pregunta) Nosotros no nos presentamos como nada.

Si no usted,  sí Rivera. Y el "cambio" es lema de campaña, pero en las listas se les han colado falangistas que poco tienen que ver con la "nueva política". En Getafe incluso se vieron obligados a crear una gestora...

Sí, pero en cuanto se les detectó se les echó.

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís. FOTO CIUDADANOS

¿Esos casos no manchan la imagen de "limpieza" que intenta mostrar el partido?

Lo que mancharía nuestra imagen es que no hubiésemos hecho nada. Y puede haber alguno de Falange, pero también del otro lado, de la extrema izquierda, y no sé por qué, esos no salen. En cualquier caso, estas cosas pueden ocurrir, ocurren y ocurrirán. Pero lo que no se puede permitir es que queden impunes. 

Tienen un caso en Valdemoro que la dirección ha justificado alegando que sus posiciones ultra son cosas de cuando era joven…

Eso también puede ocurrir.

¿La gente puede cambiar tanto como para abandonar esa ideología?

No podemos decir que la gente no evoluciona. Esa postura es muy derrotista y me niego a pensar eso. La sociedad puede cambiar. De uno y otro lado.

"Hay que ser inflexibles con los falangistas. Si alguno termina siendo alcalde, supongo que se le podría relegar de su cargo"

Es que ha habido casos que no sólo han simpatizado con la Falange sino que han sido incluso números uno de lista, como el último escándalo de Murcia… 

No lo sabía [la entrevista se realizó el martes a mediodía], pero seguro que se tomarán medidas rápidamente. Seguro que les echarán. Estamos muy pendientes.

¿Cree que se debe a la prisa que han tenido por hacer crecer el partido y expandirlo de Catalunya al resto de España?

Nos ha pasado como a Podemos, que hemos crecido rápido y eso puede traer problemas. Pero casos como estos se irán depurando, seguro.

¿Y si uno se les escapa y acaba siendo alcalde?

Pues…(duda)... tendría que estudiarlo, pero supongo que se les podría relegar de su cargo. Hay que ser inflexibles y nosotros, en cuanto detectamos las cosas, somos muy tajantes.
 
A usted, que presume de ser honesta y no venir de la política, ¿no le molesta tener compañeros así? ¿Es por eso por lo que no acaban de darle el último empujón a las encuestas?

Claro que nos perjudica, pero es que para mí ellos no son Ciudadanos.  

Pero para la opinión pública, para los votantes, sí…

Sí, claro. Y por eso me molesta que haya gente que tiene esa idea de la política y que nos mete a todos en el mismo saco. Nosotros actuamos rápido y si esto es lo más grave, en nueve años…

También se les tilda de ultraderecha por culpa de esos garbanzos negros...
 
Mire mi programa y dígame algo que haya de ultraderecha. Además, también ha habido casos del otro lado. Y tampoco pasa nada. Garbanzos negros hay, pero también de todos los colores, insisto.

"Lo que más me gusta de C's es que tenemos idearios, no una ideología"

También se les acusa por haberse manifestado junto a los xenófobos de Plataforma per Catalunya (PxC) y en su día los diputados catalanes de C's evitaron condenar el franquismo...

Es que la gente puede ser muy retorcida y sacar conclusiones de cosas que no son. Esa situación se produjo porque estaban insultando a Jordi Cañas y se levantaron y se fueron. Y a las manifestaciones del Día de la Hispanidad va un montón de gente. A mí lo que más me gusta de Ciudadanos es que tenemos idearios, no una ideología. No entiendo que tengamos que pensar como alguien de derechas o todo lo contrario. En teoría somos de derechas pero estamos a favor del aborto regulado, o de legalizar la prostitución… 

Por cierto, otra propuesta muy criticada…

Claro. Porque hay gente muy hipócrita que prefiere pasar por Montera y mirar para otro lado. Hay muchísima demagogia. A mí me parece horrible la prostitución pero no puede hacerse como si el problema no existiera.

Pero no se justificó así, sino por un tema recaudatorio…

Es verdad. Se vendió muy mal. Pero también se interpretó muy mal. En cualquier caso, ¿eso es de derechas?

"¿Querer legalizar la prostitución es ser de derechas?"

En el programa de C's también hay otras medidas polémicas como querer instaurar un máximo de dos personas por habitación para evitar pisos patera o excluir a los inmigrantes irregulares de la sanidad. ¿Eso no contribuye a la imagen ultra?

Ese tema me hace mucha gracia. Porque yo, que he sido abogada laboralista, he recurrido muchísimas facturas, estando el PP y el PSOE, de La Paz y de la Puerta del Hierro. Lo que la gente no sabe es que cuando ellos estaban en el poder, al perder los seis meses de perder la prestación por desempleo perdían la asistencia sanitaria. Ellos y sus beneficiarios. Y ahora vienen y se les llena la boca con eso. Hay que acabar con el turismo sanitario porque hemos pagado a gente que venía de EEUU a operarse los juanetes. Y eso no es xenofobia, porque afecta lo mismo a un alemán que a un francés que a un griego. 

"Querer acabar con el turismo sanitario no es xenofobia porque afecta lo mismo a un alemán que a un griego"

Es que no hablamos de migrantes que se puedan permitir pagar la sanidad privada...

Ya, pero el grado de exclusión es mínimo. Aunque me gustaría poder atender a todo el mundo, claro.
 
¿Y no se puede ahorrar de otro lado para que todo el mundo tenga asistencia sanitaria?

Claro que sí, pero de verdad que no se recorta prácticamente nada. Lo único que estamos evitando es el efecto llamada. Y, además, en España puedes regularizarte.

Si no tienes trabajo o cobras en negro, como le pasa a muchos inmigrantes, no...

Si no tienes trabajo es imposible, sí. Pero es que si damos los mismos derechos a quien está regularizado y a quien no, el empresario tiene una baza de oro para convencer al que lo está de que es mejor que no lo esté.  Y eso tampoco es xenófobo, porque además, es equipararnos con la Unión Europea.

¿Y le gusta la política de inmigración de la UE?

No. Es malísima. Es como lo de la prostitución. Es mirar para otro lado.

¿Desde el Ayuntamiento se puede hacer algo para cambiar esa situación?

Se puede hacer bastante porque las empresas municipales de vivienda y empleo tienen programas para colectivos en riesgo de exclusión social que son joyas de la corona pero que son muy desconocidas. Y ese es el problema.

Ya que usted quiere reforzar las políticas sociales... ¿Qué le pareció la propuesta de Esperanza Aguirre de limpiar las calles de indigentes?

Acusar a una persona de "molestia" en sí misma... me parece muy revelador del tipo de personalidad que puede tener.

¿Qué propone usted?


Mejorar la situación de las personas en lista de espera, mejorar los albergues, ampliar sus horarios. Y hacer del albergue sólo un sitio de paso hasta que se alcance la reinserción.

El presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, y las candidatas a la Comunidad y al Ayuntamiento, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre, dan un paseo en bici por Madrid Río. EFE/Javier Lizón

El presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, y las candidatas a la Comunidad y al Ayuntamiento, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre, en bici por Madrid. EFE/J. Lizón

Sigue pareciendo un programa muy ambicioso… Protección social, reducción de impuestos, transporte gratuito, carril bici –que, por cierto, presentaron antes de que Aguirre, Rajoy y Cifuentes se subieran a ellas-... ¿No teme que la tachen de populista a usted también?

¡No me compare, que yo al menos iba en mi bici! (Ríe). Y no, no soy populista, soy aspiracionista. Tenemos un programa muy serio. Y esa es nuestra diferencia con PP, PSOE y Podemos.

"No soy populista, soy aspiracionista"

Pero a Manuela Carmena (Ahora Madrid) le tiene admiración, ha dicho… 

¿Y me tiene que caer mal? Me parece encantadora. Aunque tenemos muchas diferencias.

¿Por ejemplo?

Podemos y también Izquierda Unida apuestan por crear una Oficina Antifraude para solucionar el problema de la corrupción. Pero eso es seguir engordando el Ayuntamiento cuando ya hay funcionarios e interventores que pueden dedicarse a ello. Lo que  hay que hacer es que funcione mejor.

Según sus palabras, Podemos y Ciudadanos coinciden "en diagnóstico pero no en soluciones", ¿no?

"Me daría mucha pena perder un agente más en democracia si desaparece UPyD, sobre todo, porque piensan como yo" (bromea)

En las Juntas de Distrito, Ahora Madrid quiere designar representantes elegidos democráticamente que recojan las propuestas de los ciudadanos y elaboren propuestas que serán vinculantes si coinciden con su programa. Pero es que para eso ya están los concejales. Eso, por un lado, es meter un filtro entre tú y el ciudadano. Y luego…¿Qué pasa? ¿Si opinas distinto no vale? Me gustaría coincidir con Carmena un día para que me lo explicara bien pero hay un montón de cosas en el tema del control ciudadano que no me gustan y que se nos puede ir de las manos y convertirlo en algo menos democrático de lo que parece.

¿Y con Antonio Miguel Carmona (PSOE) o Esperanza Aguirre? ¿En qué coincide y en qué no?

Pues Carmona quiere bajar impuestos. La diferencia está en que yo me he expuesto diciendo qué y a quién voy a quitar (directores generales, coordinadores, etc.) pero él no se puede quitar a nadie porque es PSOE. Y el PP tampoco. Ni de coña. Porque sólo hay que echar un vistazo a los apellidos.

¿Y con UPyD?

Coincidimos en muchas cosas del programa. Somos muy parecidos.

¿Y quién copió a quién?

No ha habido copias. Hay cosas que ellos habrán propuesto antes pero de las que no se pueden atribuir el copyright. Y si ellos me copian a mí, pues me parece bien, porque pensamos lo mismo y, si estamos de acuerdo, mejor. Y me pasaría igual con IU, Ahora Madrid… sería genial coger lo mejor de cada uno, sin mayorías absolutas.

Lamentó el no pacto con UPyD. ¿Les da ya por muertos?

Me habría encantado, sí. Y me daría mucha pena que desaparecieran porque perder un agente más en democracia es una pena, sobre todo, si piensan como yo... (Ríe).