Público
Público

Navarra La Guardia Civil investiga a dos personas por maltrato animal en una finca de Echauri

En la finca se localizaron una yegua muerta y se han incautado tres caballos y un burro con síntomas de desnutrición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Foto de la Guardia Civil de la Yegua muerta en una finca de Echauri. E.P.

La Guardia Civil de Navarra investiga, desde el pasado 2 de marzo, a dos hombres como presuntos autores de un delito de maltrato animal por la muerte de una yegua y el estado de "desatención" que presentaban otros tres caballos y un burro.

Según explica el cuerpo de seguridad en una nota, el pasado día 29 de enero se interpuso una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Beriain en la cual se ponía en conocimiento un supuesto maltrato animal por la muerte de una yegua ocurrida en una parcela de la localidad de Echauri.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) se desplazaron al lugar donde encontraron una yegua muerta "con una delgadez severa" y un orificio en la parte superior de la cabeza de forma triangular.

En la finca se localizaban, además, otros tres caballos y un burro que presentaban "síntomas evidentes de encontrarse en mal estado", careciendo de agua en los bebederos y con escasa comida.

Por este motivo se dio inicio a una investigación solicitando al Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra realizar una inspección conjunta en la cual se hallaban presentes el propietario de la finca, el cuidador de los animales, un veterinario del Servicio de Ganadería y agentes de la Guardia Civil.

En esta inspección se identificó a todos los animales, muchos de los cuales "presentaban una delgadez evidente ante la falta de agua y comida". Asimismo se comprobó la irregularidad de la explotación al carecer de licencia municipal del Ayuntamiento de la localidad y de registro como explotación ganadera en el Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra.

El 13 de febrero, la Guardia Civil incautó de forma cautelar tres caballos y un burro "a la vista del aspecto general de los animales de desnutrición y de que la situación no había mejorado desde la inspección lo cual implicaba riesgo para la vida de los animales".

La incautación tuvo lugar en presencia de la alcaldesa de la localidad, dos veterinarios del Servicio de Ganadería, agentes de la Guardia Civil y personal de la Asociación Bucéfalo, que se ha hecho cargo del cuidado y asistencia veterinaria de los animales.

La investigación finalizó el pasado 2 de marzo con la investigación del propietario de la finca y del cuidador como presuntos autores de un delito de maltrato animal entregando las diligencias al Juzgado de Guardia de Pamplona y Fiscalía de Medio Ambiente.