Público
Público

AENA oculta una puja millonaria por un Audi con techo de seda para una de sus ejecutivas y después la retira

En la forma de adjudicación del contrato, con un importe bruto de 70.422 euros, se especificaba que no debía ser publicada en el portal de proveedores para ocultarlo

EUROPA PRESS

La empresa pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha anulado la licitación de un Audi Q3 "tapizado en cuero y con techo de seda", que salió a concurso el pasado 1 de abril, para su puesta a disposición de la directora financiera, Beatriz Puente Ferreras, y que tenía un importe bruto límite de 70.422 euros en cinco años.

Así lo asegura el Gobierno en tres respuestas parlamentarias a los diputados de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Gaspar Llamazares y Ricardo Sixto, que criticaban que "en plena época de recortes" una empresa pública sacara un concurso por este importe para un vehículo de alta gama en lugar de aplicar criterios de austeridad, y preguntaban por el amplio nivel de detalles "caprichosos" del pliego de condiciones técnicas del concurso y por la necesidad real de este gasto en vehículos oficiales.

Por su parte, el portavoz adjunto y responsable de Fomento de CiU en el Congreso, Pere Macias, exigía saber si las informaciones sobre este asunto eran "ciertas" y, en caso de ser así, preguntaba por qué no se suprimen este tipo de gastos "ante las numerosas medidas de recorte que ha implementado AENA y que han afectado al servicio prestado a los viajeros".

En sus respuestas, idénticas en los tres casos y que recoge Europa Press, el Gobierno reconoce que en abril AENA licitó públicamente el expediente de suministro de un vehículo en renting que "posteriormente ha sido anulado".

A renglón seguido, el Ministerio de Fomento recuerda que el Grupo Aena "no dispone de coches oficiales de la Administración" para sus directivos sino que estos vehículos son parte de la retribución de los directivos de la empresa AENA y que, como retribución en especie, están sujetos a su "correspondiente imputación fiscal".

Estos vehículos son parte de la retribución de los directivos de AENA y están sujetos a "imputación fiscal" También destaca que las cantidades que la empresa abona por estos contratos junto con los sueldos que cobran los directivos no supera los límites máximos de retribución que pueden recibir y que, actualmente, se sitúa "aproximadamente un 42%" por debajo del tope máximo autorizado en el caso de los directivos de AENA Aeropuertos y un 22% en el caso de los directivos de AENA EPE.

"Desde 2010, el personal directivo del Grupo AENA ha experimentado una reducción de sus retribuciones como consecuencia de diversos ajustes", apostilla la respuesta, cifrando los recortes entre el 5 y el 6% en el año 2010 y en el 13% el pasado ejercicio por la eliminación de dietas.

El pliego de prescripciones técnicas del contrato de renting al que hacían referencia estas preguntas, y que recogió Europa Press, buscaba la contratación en régimen de renting de un Audi Q3 Ambiente 2.0 TFSI quattro 170cv S tronic de color negro metalizado Phantom efecto perla.

 

Entre las especificaciones del equipamiento del vehículo se detallaba que debía tener tapicería en cuero napa beige y cuadro de mandos beige trufa-beige pistacho, así como moqueta del mismo color y techo interior de seda beige. Además, los cristales debían estar tintados de color oscuro, los retrovisores exteriores debían ser calefactables y plegables eléctricamente, y los asientos delanteros debían contar con regulación eléctrica.

También se exigía que contara con navegación básica plus, Audi side assist y asistente aparcamiento Park assist con cámara de visión trasera, así como conexión para móvil vía bluetooth. Según la propuesta de inicio de expediente, el importe bruto límite de licitación estaba en los 70.422 euros (58.200 euros más los 12.222 euros de IVA), a pagar en los cinco años de vigencia del contrato, a razón de 7.780 euros el primer ejercicio, 11.280 euros los siguientes cuatro y 5.300 euros el último año.

En ese precio estaba incluido tanto el alquiler del vehículo como el pago de los impuestos, el seguro a todo riesgo sin franquicia, el mantenimiento preventivo y las reparaciones correctivas, la asistencia en carretera 24 horas, la posibilidad de disponer de otro Audi automático en colores oscuros y metalizados como vehículo de sustitución, el servicio de gestión de multas (no las posibles sanciones) y la reposición de neumáticos. Quedaba fuera el gasto en gasolina.

La forma de adjudicación del contrato prevista era la del procedimiento negociado, aunque también se señalaba que no debía ser publicada en el portal de proveedores, como sí se hace con otros concursos de licitación. El plazo de entrega sería de 45 días desde la adjudicación del concurso y, en caso de que la empresa no lo cumpliera, AENA podría solicitar el uso de un vehículo pre-entrega modelo Audi A4 y similar al solicitado durante un periodo de 90 días, cuyo coste también está incluido en el contrato.










Más noticias de Política y Sociedad