Público
Público

Las calles giran a la derecha

Municipios gobernados por los conservadores eliminan del callejero la denominación País Valenciano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'¿Quieres que se cambie el nombre de la avenida del País Valenciano?' Esta es la pregunta que el Ayuntamiento de Torrent (Valencia) ha formulado a sus ciudadanos durante el mes de julio. Lo ha hecho a través de una consulta popular: tres urnas, situadas en edificios públicos, han estado a disposición de los vecinos que han querido participar. La papeleta les daba a elegir entre diez nombres propuestos por el Consistorio. También podían sugerir una nueva denominación o pedir que se mantenga la actual.

El gobierno local, del PP, mantiene que se trata de una encuesta diseñada para aumentar la participación ciudadana. Pero la decisión adquiere un cariz político por las connotaciones ideológicas del término que se pretende eliminar del callejero. País Valenciano es el nombre utilizado por la izquierda para aludir a este territorio. Colectivos y partidos políticos desde el PSOE regional hasta IU, pasando por sindicatos y asociaciones culturales y de defensa de la lengua valenciana añaden a su nombre este apellido geográfico.

El término alude también al nacionalismo y los nexos culturales y políticos con Catalunya que la izquierda valenciana defendió durante la Transición: 'País es algo más que comunidad, es un territorio con una vertebración propia, con una identidad', explica Marc Candela, del sindicato STE-PV. Por su parte, la derecha regionalista alérgicos a todo lo que tuviera que ver con el vecino del norte apostó por el nombre Reino de Valencia.

El consenso llegó con un término nuevo y descafeinado: Comunidad Valenciana. Pero los otros dos nombres quedaron recogidos en el Estatuto de Autonomía. Por eso, municipios de toda la región tienen vías que recuerdan tanto al 'reino' como al 'país'.

Además del cariz ideológico de la denominación País Valenciano, otras circunstancias invitan a pensar que la consulta popular de Torrent es la última batalla de esta guerra identitaria. El municipio, situado en el área metropolitana de Valencia, fue un baluarte electoral del PSOE hasta que, hace dos años, el PP consiguió la alcaldía, dinamitando de paso el llamado 'cinturón rojo' que hasta entonces había rodeado la capital.

La primera edil, María José Catalá, ostenta un cargo destacado en la dirección autonómica de su partido. Además, otros dos municipios cercanos, que también estrenaron Gobierno conservador hace dos años después de décadas de dominio socialista, han decidido también eliminar de un plumazo la referencia al País Valenciano. En Paterna, la plaza se llama ahora Cortes Valencianas. En Paiporta, calle de la Iglesia.

La alcaldesa de Torrent niega que el partido haya emitido una consigna en este asunto. Aunque reconoce que 'somos del PP y entendemos que residimos en la Comunidad Valenciana, no existe el País Valenciano'. Catalá explica que convocó la consulta porque existe 'una inquietud en los ciudadanos. La gente de la calle no entiende que seamos el País Valenciano y me lo ha transmitido desde el primer momento'. La presión popular es también el argumento esgrimido por los otros dos consistorios.

No obstante, es difícil detectar esa inquietud en un paseo por la todavía denominada Avenida del País Valenciano de Torrent. 'Nunca he oído a nadie quejarse. Vivo aquí y no sabía qué quiere decir ese nombre... Con esto de la encuesta, me he enterado que tiene algo que ver con los catalanes, ¿no?', explicó Lorena, de 26 años, sentada en la puerta de un café.

La palabra 'chorrada' era la más repetida entre los ciudadanos encuestados al azar por Público en referencia al cambio de nombre. 'Esta calle se llama así desde hace un chorro de años y ahora habrá que cambiar todo el papeleo', se quejó Ángeles, una señora de mediana edad. 'A mí me da igual', terció Carlos, dependiente de una óptica, 'total, esto siempre será La Avenida, sin más'. Ninguno de los entrevistados dijo haber detectado movimiento de oposición alguno.

Sólo un colectivo con nombre y apellidos pidió el cambio de nombre: Unió Valenciana. Durante la Transición fue un partido político poderoso que aglutinó el sentimiento regionalista de derechas. Entró en declive en los años noventa, cuando el PP asumió parte de su discurso y absorbió tanto a sus votantes como a sus principales líderes. Gestos como el de retirar País Valenciano del callejero animan a esta parte del electorado a seguir votando al PP.

Más noticias en Política y Sociedad