Público
Público

El FMI augura que la recesión acabará el año que viene, excepto para España

El organismo vaticina un crecimiento de la economía mundial del 3,1% para 2010

BELÉN CARREÑO

El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó ayer sus previsiones de crecimiento mundial y por segunda vez consecutiva las ha mejorado. Así, la economía del planeta pasa de una caída de un 1,4% para este año a un recorte del 1,1%, y para 2010 el organismo espera que rebote hasta crecer al 3,1%. También España ha logrado arañar algunas décimas en los pronósticos del organismo internacional.

Así, para 2009 espera que la caída del PIB sea del 3,8%, una décima más que las previsiones oficiales y muy en línea con la opinión del resto de expertos, y en 2010 estima que la caída se quedará en un 0,7%, algo mejor que lo que esperaba en julio -cuando emitió las últimas recomendaciones- pero todavía muy pesimista respecto a las previsiones gubernamentales que esperan una tímida retracción del 0,3% del PIB.

España seguiría así en cabeza del desempleo

Además, esta caída del 0,7% implica que España será la única de las grandes economías que seguirá reduciéndose durante el próximo ejercicio. Incluso Reino Unido, que este año verá como su PIB cae un 4,4% o Japón tendrán registros positivos el próximo año. Así, en el balance global de la recesión, sólo las economías nacionales de España, Japón e Italia (estos dos últimos tuvieron tasas negativas en su PIB en 2008) habrán registrado dos años consecutivos en números rojos.

También el Fondo es algo más pesimista que el Gobierno español con las previsiones de desempleo: prevé una tasa de paro del 18,2% este año y del 20,2% en 2010 frente al 18,9% previsto por el equipo económico de Salgado para el próximo ejercicio. España seguiría así en cabeza del desempleo, pero el resto de las economías europeas alcanzan cotas difícilmente imaginables hace tan sólo una década. El caso más destacado es Irlanda, que según el FMI sobrepasará el 15% de tasa de paro en 2010. Para Alemania, Francia e Italia, las tasas de paro estarán por encima del 10%.

El FMI reconoce que el futuro inmediato estará marcado por el desempleo y augura que entre 2010 y 2014 el mundo crecerá a una tasa del 4% frente al 5% de promedio que hacía hasta ahora. Además, atribuye a las economías emergentes el cambio tan rápido de rumbo en la actividad económica mundial que junto con la actuación de los Gobiernos, en formas de ayudas públicas, han sido decisivas para rescatar la economía.

Más noticias