Público
Público

El juez Pedraz cita a declarar como testigos del caso Couso a los ex ministros Trillo y Palacio

EFE

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha citado a declarar como testigos a los ex ministros de Defensa Federico Trillo y de Exteriores Ana Palacio en relación con la investigación por la muerte del cámara de televisión de Telecinco José Couso en Bagdad (Irak), el 8 de abril de 2003.

Con esta decisión, el magistrado reactiva la causa después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revocara el pasado 13 de mayo el procesamiento de los tres militares de EEUU implicados en la muerte del cámara.

La citación de los dos ex ministros, para lo que ha pedido que se averigüe si son aforados -Trillo sí lo es por su condición de diputado-, tiene el objetivo de completar la "información transmitida" que las autoridades estadounidenses hicieron llegar entonces a sus respectivos departamentos.

El magistrado también ha solicitado al Ministerio de Defensa que designe dos expertos en armamento para determinar la "capacidad destructiva" del proyectil lanzado desde el carro de combate contra el Hotel Palestina, donde murió Couso y el reportero de la agencia Reuters Taras Protsyuk.

Pedraz ha adoptado esta medida después de que la Sala de lo Penal considerara que el ataque contra el hotel, donde se alojaba la prensa internacional, no tenía la finalidad de "aterrorizar a la población civil", como alegó en su día el juez.

También quiere que estos peritos analicen si con otro tipo de armamento que tenía el carro de combate se podría haber "abatido o disuadido" al supuesto francotirador apostado en el hotel, que fue lo que motivó el ataque, según la versión de EEUU.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, que abrió la investigación sobre la muerte del periodista en noviembre de 2005, ha cursado una comisión rogatoria a Irak para poder viajar allí y "efectuar el oportuno reconocimiento judicial" y, en la medida de lo posible, "una reconstrucción de los hechos".

Mientras llega la respuesta del Gobierno iraquí, se ha dirigido a la Embajada de Irak en España y al Ministerio de Defensa español para que puedan tomarse fotografías aéreas y un plano "lo más detallado posible" con el fin de establecer las distancias del lugar de los hechos ese día, incluyendo el puente desde donde se efectuó el disparo, el hotel Palestina y los edificios de las televisiones de Al Yazira y Abu Dabi, atacados por EEUU unas horas antes.

Otro de los requerimientos de Pedraz va dirigido a la jefa de prensa de la Audiencia Nacional para que averigüe si hay algún representante en España de esas dos televisiones, que puedan aclarar cómo se produjeron los ataques a sus sedes en Bagdad.

Por otra parte, quiere que se amplíe la declaración que en su momento prestaron los periodistas Jon Sistiaga y Olga Rodríguez y el cámara de televisión Jesús Quiñonero, para lo que les cita el próximo 9 de junio.

Más noticias