Público
Público

El PSOE confía Andalucía a Griñán

Deberá ser investido la próxima semana por el Parlamento autonómico

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

El PSOE de Andalucía ha ratificado hoy por aclamación al vicepresidente segundo del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán, como candidato a la sucesión de Manuel Chaves al frente de la Junta de Andalucía, a la espera de ser investido la próxima semana por el Parlamento autonómico.

La decisión ha sido adoptada esta tarde por el Comité Director del PSOE-A -máximo órgano entre congresos- que ratifica de esta forma la propuesta planteada la semana pasada por el secretario general del partido, Manuel Chaves, y que fue respaldada de manera unánime por la Ejecutiva regional.

En su intervención ante este órgano, el candidato, que no tiene ningún cargo orgánico dentro del partido, ha agradecido la confianza de todos los miembros de la dirección socialista, y ha sostenido que "mi legitimidad es la del partido más votado en las últimas elecciones, la de las reglas del juego democrático, que no se pueden impugnar".

Ante una espectación mediática pocas veces vista en la Casa Rosa, sede de la Presidencia de la Junta, Manuel Chaves afrontó una rueda de prensa de despedida "emocionado, contento" y con la intención de no hablar de su gestión política al frente de la Junta de Andalucía.

El veterano dirigente socialista fue muy claro al asegurar que deja la Junta de Andalucía en "muy buenas manos" porque el futuro candidato, el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñan, será un "buen presidente".

Manuel Chaves, que se mantendrá como secretario general del PSOE-A hasta 2012, fue un poco más allá al asegurar que Griñán no será un presidente andaluz interino y expresar su deseo de que sea el candidato a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas de 2012.

Antes de decidirse por Griñán, el hasta ayer presidente de la Junta de Andalucía meditó y barajó otros nombres, que no ha precisado, aunque ha insistido en que el consejero de Economía es el "mejor".

Según Chaves, que no ha dudado en reconocer que el primero en "sentir vértigo" a la hora de abrir el debate de la sucesión ha sido él, es "lógico que el partido tenga vértigo, pero estoy seguro que ya está adaptado para apoyar a Griñán. La fórmula elegida ha sido adecuada y una buena fórmula".

El ex presidente andaluz, que ha admitido que le hubiera gustado irse de la Junta en otro momento, en referencia a la crisis económica, está convencido de que en esta coyuntura Griñán "da seguridad, traslada confianza" y tiene unas "magníficas" relaciones con los empresarios y los sindicatos.

Sobre la posibilidad de que le sucediera una mujer, entre las que se apuntó en su día a Mar Moreno, ex presidenta del Parlamento andaluz y actual secretaria de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, ha respondido con un lacónico: "No ha sido así".

Además, se ha mostrado seguro de compaginar la tarea al frente del Ministerio con la de presidente federal del PSOE y secretario general de los socialistas andaluces.

"Tengo un buen equipo, una buena Ejecutiva en Andalucía y seguiré al frente del PSOE andaluz hasta el congreso de 2012", ha señalado Chaves, que ha precisado que así se cumple la vigencia del último cónclave y ha descartado un congreso extraordinario.

Tras la rueda de prensa, el que ha sido presidente de la Junta durante casi dos décadas abandonó la Casa Rosa para dirigirse a un hotel sevillano, donde le esperaban los secretarios provinciales de su partido en Andalucía, a los que explicará su decisión y con los que abrirá una nueva etapa en el PSOE-A.

De la Ejecutiva Regional, que se celebrará posteriormente, saldrá la propuesta de que José Antonio Griñán, su amigo personal y consejero de Economía y Hacienda, sea su sucesor para presidir el Gobierno andaluz.