Público
Público

Animales en peligro de extinción: el gorila de montaña

El peligro de desaparición amenaza a los animales, independientemente de su tamaño. El gorila de montaña, uno de los primates más grandes del mundo se encuentra en peligro de extinción.

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6

El gorila de montaña, en peligro de extinción.

El peligro de desaparición amenaza a los animales, independientemente de su tamaño. El gorila de montaña, uno de los primates más grandes del mundo se encuentra en peligro de extinción.

Este mamífero, al igual que el lince, se encuentra muy amenazado, hasta el punto de que su estado de conservación está en peligro crítico. De hecho, es una de las especies en peligro según la lista roja de la UICN.

Según los datos proporcionados por WWF (World Wildlife Fund), sólo quedan 720 individuos de gorila de montaña en su hábitat natural. De estos, más de 200 viven en el Parque Nacional Virunga (República Democrática del Congo) y unos 300 en Bwindi (Uganda).

No obstante, gracias a los esfuerzos de conservación durante los últimos 12 años en Virunga, la población de gorilas ha aumentado un 14%, así como un 12% en el Bwindi.

La población del gorila de montaña (Gorilla beringei beringei) se concentra en tres focos localizados en Uganda, Ruanda y República Democrática del Congo

Características y hábitat

La población del gorila de montaña (Gorilla beringei beringei) se concentra en tres focos localizados en Uganda, Ruanda y República Democrática del Congo. Su hábitat se encuentra en los bosques de montaña, donde la vegetación es espesa y el ambiente es frío y brumoso.

Subespecie del gorila oriental, es principalmente herbívoro. Su dieta se compone de hojas, tallos y flores, aunque en ocasiones come larvas y hormigas. A diferencia de otros primates, suele vivir en el suelo en vez de en los árboles, aunque en ocasiones los trepa para conseguir fruta. Además, es un animal diurno.

En cuanto a aspecto, destaca su pelaje largo y oscuro, que le aisla de las bajas temperaturas. Las diferencias entre machos y hembras son muy representativas en esta especie, siendo los primeros muchísimo más grandes que las segundas. Además, los machos cuentan con un tono plateado en el pelaje de su lomo que las hembras no tienen.

La reproducción del gorila de montaña se puede producir a lo largo de todo el año. La gestación tiene una duración muy parecida a la del ser humano (8 meses y medio) y la hembra suele dar a luz a una única cría, que pesa al nacer unos 2 kilos.

Amenazas

Las principales amenazas a las que se enfrenta el gorila de montaña son tres: la caza furtiva, la pérdida de hábitat y el contagio de enfermedades humanas.

Los gorilas, al igual que los tigres, sufren la caza ilegal de furtivos que venden partes de su cuerpo (manos, cabeza o pies) para conseguir beneficios.

Además se tienen que enfrentar a la pérdida de su hábitat, ya que la tala masiva de árboles está acabando con las escasas zonas en las que viven estos mamíferos.

Por último, los gorilas de montaña se ven diezmados por la contracción de enfermedades humanas. Al tener un sistema inmunitario más deficiente que el humano, estas enfermedades que pueden resultar leves para las personas consiguen debilitar a los gorilas hasta llevarles a la muerte.