Público
Público
Únete a nosotros

HBO Cuatro apuntes previos sobre ‘Watchmen’ y unas primeras impresiones

HBO estrena hoy ‘Watchmen’, serie inspirada en la obra de Alan Moore y Dave Gibbons que se postula como uno de los grandes estrenos del año y que va a dar mucho que comentar.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El universo de Alan Moor llega también a las series de la mano de 'Watchmen'. / HBO

Creada por Damon Lindelof recogiendo el universo de la novela gráfica publicada en los ochenta con los nombres de Alan Moore y Dave Gibbons en la portada, Watchmen no adapta el contenido de las viñetas, sino que continúa esa mítica historia de justicieros enmascarados que se enfrentaban a los malos porque nadie más quería hacerlo (así se justificaban) y cambia de contexto social y político en el que transcurre su historia. Como la original, la serie que hoy llega HBO y que se irá estrenando capítulo a capítulo -modelo de emisión que, sin duda, le favorecerá y generará un impacto mayor en las conversaciones seriéfilas- está ambientada en un mundo alternativo al real y actual, pero con multitud de referencias al mismo.

Regina King interpreta a la protagonista principal, una exagente de policía que ejerce como vigilante enmascarada y colabora con lo que otrora fueron sus compañeros en el cuerpo. Y con ella, en el reparto, Don Johnson, Jeremy Irons, Jean Smart, Tim Blake Nelson, Louis Gossett Jr., Adelaide Clemens y Andrew Howard. El misterio y el secretismo han rodeado a esta producción durante todo el proceso de producción. Ahora que ya está aquí, esto es todo lo que se sabe y se debe conocer antes de darle al play. Al final del texto, unas primeras impresiones libres de spoilers tras ver los episodios 1 y 2.

Advertencia: Si no se quiere saber nada, más allá del reparto y la fecha de estreno, mejor no seguir leyendo.

Lo que se sabe de ella por los avances y la sinopsis oficial

Si está en la sinopsis oficial y en los trailers, no puede considerarse spoiler. Bajo esa premisa, que debería ser universal, lo cierto es que las escasas líneas que han pasado desde HBO a los medios en sus comunicaciones de prensa no arrojan mucha luz sobre lo que se podrá encontrar el espectador al ver Watchmen. “Ambientada en un mundo alternativo donde los superhéroes son tratados como proscritos, Watchmen abraza la nostalgia de la novela gráfica original a la vez que busca su propia identidad”, reza el texto. Eso es todo.

En los vídeos, por el contrario, hay algo más de información. Están disponibles en el canal oficial de HBO España en Youtube y de su visionado se pueden extraer varios aspectos sobre la trama ideada por Lindelof. Por ejemplo, se cuenta que hubo un ataque coordinado contra la Policía de Tulsa como consecuencia del cual ahora los agentes cubren sus rostros con esas bragas amarillas que se ven en las imágenes. Se avanza también la existencia de un ejército de seguidores de Rorschach “anónimos” e “invisibles” que se hacen llamar el Séptimo de Caballería. Por otro lado, se habla continuamente de que una guerra se está fraguando, que la cuenta atrás ha comenzado y que quienes se creía desaparecidos solo estaban esperando su momento para resurgir y atacar de nuevo.

Damon Lindelof no adapta contenidos de las novelas gráficas, pero sí respeta y honra su esencia. / HBO

Sobre las referencias que se pueden ver en los trailers a la historia narrada en el cómic, un titular de periódico confirma la muerte de Veidt (Ozymandias); se ve a alguien que parece ser el Doctor Manhattan de regreso a la Tierra (le delatan su tamaño y la mano azul); la nave de Búho Nocturno es manejada por alguien que no lleva su disfraz característico y, entre otras cosas, llueven calamares.

Por qué es recomendable haberse leído el cómic antes

¿Se puede ver la serie sin haberse leído el cómic? Sí, se puede. Aclarado esto, lo cierto es que es más que recomendable hacerlo por dos razones. La primera, y más importante, porque se trata de uno de los mejores cómics de la historia. Muchos dirán que el mejor. Leerlo, se sea habitual de las viñetas o no, no puede ser otra cosa que un placer. Compleja y sobresaliente, esta novela gráfica cuenta con guion de Alan Moore -que no ha hecho nada superior desde 1986-, el dibujo de Dave Gibbons y el entintado de John Higgins. Tiene en su haber los premios Hugo, Eisner, Harvey y Kirby.

La segunda razón tiene que ver con que por mucho que la serie se trate de una secuela de del texto original ambientada en el mismo universo pero como una historia más o menos independiente, los capítulos están plagados de referencias argumentales, sonoras y visuales que entroncan con el guion de Moore. Detalles que se captarán si se ha leído Watchmen y que harán más completa la experiencia de ver Watchmen.

¿Qué se puede esperar de la serie?

Cada espectador tendrá sus propias expectativas y al final todas ellas se resumen en una universal: que no decepcione. Pero, más allá de lo que cada persona espere a título personal de esta serie, ¿qué se puede esperar de ella? A la pregunta responde su responsable, Damon Lindelof, en un vídeo distribuido por HBO: “Watchmen examina cómo nosotros, la sociedad, vemos a los superhéroes. A aquellos que llevan máscara y luchan contra el crimen. Watchmen hace honor a la novela gráfica sin que sea necesario leerla para entender esta nueva historia”.

Avisa también el creador y productor ejecutivo de que disfruta de las series “que son muy complicadas de clasificar en un género” y que eso es lo que ha querido “replicar en Watchmen”. Sobre cómo le gusta trabajar, reconoce que le encantan “los giros en la narración, las sorpresas, los giros inesperados”. Cualquiera que haya visto The Leftovers sabe a qué se refiere con todo eso.

El antecedente (la película)

La de ahora no es la primera adaptación de Watchmen. Hace una década Zack Snyder, un nombre recurrente cuando de buscar un director para adaptaciones comiqueras se trata, se puso a los mandos de una ambiciosa película para la que el 7,6 de nota que figura en su ficha en IMDB suena algo escaso. Dejando a un lado las puntuaciones y las reacciones de los seguidores más fervientes del original -la opinión de Alan Moore no debería contar porque siempre, por sistema, está en desacuerdo con cualquier adaptación de su obra-, lo cierto es que la de Snyder es una gran película.

'Watchmen' cuenta con una adaptación previa al cine, realizada por Zack Snyder. / HBO

Adaptar Watchmen nunca ha sido fácil dada su complejidad narrativa. Con los capítulos de la biografía de Hollis Mason entre capítulo y capítulo y Los relatos del Navío Negro de por medio (reservados para una película de animación), hay demasiado que abarcar en sus páginas. Y, pese a todas las dificultades, David Hayter y Alex Tse consiguieron un buen guion que darle a Snyder, que se recreó en cada escena, en cada plano y, además de otras muchas, regaló a la historia del cine esa obra del séptimo arte que es el entierro de El Comediante (Jeffrey Dean Morgan). Y lo de darle una vuelta al final del cómic fue un acierto.

En aquella se contó con un reparto bien escogido que incluyó a Malin Akerman (Laurie Jupiter/Silk Spectre II), Billy Crudup (Dr. Manhattan/Jon Osterman), Matthew Goode (Adrian Veidt/Ozymandias), Jackie Earle Haley (Rorschach), Patrick Wilson (Dan Dreiberg/Nite Owl) y Carla Gugino (Sally Jupiter/Silk Spectre) para dar vida a los componentes del equipo Watchmen. La película, por cierto, está disponible también en HBO para quien quiera ponerse al día con ella o recordarla. Además, como esta sí adapta el cómic, verla no puede considerarse ‘auto-spoiler’.

Impresiones tras dos episodios, sin ‘spoilers’

La escena con la que arranca el primer episodio de Watchmen es tan brutal narrativa y visualmente, con tanta tensión y tan inesperada, que desde el primer momento logra atrapar y que comiencen a surgir las preguntas. Estas se agolpan en la cabeza una tras otra. ¿Qué tiene que ver esto con la historia de Watchmen? ¿Cuál es la conexión? Algunas respuestas llegan en el segundo episodio, cuando el milagro de conseguir captar la atención del espectador ya se ha obrado desde el primer minuto.

De esos dos primeros episodios vistos antes del estreno de hoy se pueden decir muchas cosas sin necesidad de desvelar nada de la trama. La factura es impecable. El guion encuentra el equilibrio perfecto para alternar las escenas de acción con las de mayor calma y diálogos. La música, como pasaba en la película de Snyder y como ocurría en The Leftovers, es parte importante de la serie, como lo es también la violencia. Siendo Watchmen, no podía ser de otra forma. Si la escena de los perros levantó ampollas en su día, la ideada por Lindelof en esta serie va a traer cola.

Los dos primeros episodios de 'Watchmen' revelan un guion complejo y algo de humor. / HBO

En cuanto a las actuaciones, Regina King -era de esperar- está inmensa en su papel de madre de familia y esposa cuando va con el rostro al descubierto y tipa dura que pone a los delincuentes en su sitio cuando se cubre el rostro. Jeremy Irons resulta tan inquietante como requiere ese misterioso personaje que no han querido desvelar oficialmente pero que todo el mundo sospecha quién es.

Además de acción, música y violencia, hay mucho de crítica social, de historia (real, inventada o adaptada), infinidad de guiños a los lectores del cómic que ponen de manifiesto la complejidad del guion y algo de humor. Sí, en Watchmen también hay humor. No en forma de chiste, pero sí de cinismo, sarcasmo y mucha mala leche por parte de algunos. Y hasta aquí se puede contar.