Público
Público

Luis Cobos: "Se acabó la barra libre, vamos a poner puertas al campo"

El presidente de AIE, entidad que representa a artistas, asegura que la "piratería" provoca que muchos músicos "no lleguen a fin de mes"

EUROPA PRESS

El músico y presidente de la entidad de gestión Artistas Intérpretes y Ejecutantes (AIE), Luis Cobos, ha afirmado hoy que "ya es hora de que se acabe la barra libre" de descarga de contenidos protegidos por derechos de autor en Internet, y se ha mostrado convencido de que "se va a ir generando un marco de derechos y deberes" en la red después de estos años de adaptación. "Claro que se le pueden poner puertas al campo, y se las vamos a poner", ha destacado.

Durante un desayuno del Foro de la Nueva Cultura, ha reclamado un pacto constitucional para la instalación de la democracia en Internet, y ha subrayado también que la Cultura es una industria y un sector "muy potente", por lo que la propiedad intelectual "no es un problema sectorial, sino de Estado", y por eso "tiene que ver con el modelo de democracia y su mantenimiento en el ámbito digital".

En esta línea, ha adelantado la intención de la AIE de recurrir ante el Tribunal Supremo la resolución de la Audiencia Nacional que anulaba la orden ministerial del llamado canon digital. Ha explicado que el Tribunal de Estrasburgo dijo que la compensación por copia privada es legal, si bien ha puntualizado que ellos no quieren que "la gente pague lo que no tiene que pagar".

Cobos ha denunciado que en los últimos diez años ha desaparecido "el 70% del negocio de la música". A su juicio, este "saqueo y desmantelamiento" de la industria por "grupos de saboteadores" ha provocado que actualmente "el 67% de las producciones discográficas sean financiadas por los propios artistas, la mayoría de ellos para darse a conocer".

Ha querido aportar en este punto el dato de que "muchos profesionales de la música piden ayuda para llegar a fin de mes", y ha resaltado que "sólo el 20% de los artistas independientes viven de los recursos que les da la música". Por eso ha abogado por un "imprescindible equilibrio entre derechos y usos" en Internet, pues los creadores, que "también son internautas", necesitan "seguridad jurídica".