Público
Público
Únete a nosotros

Bankia devolverá unos 1.500 millones de euros a 200.000 minoristas por las acciones de la salida a Bolsa de 2011

El banco nacionalizafo no espera realizar más provisiones y calcula que ahorrará 400 millones en costes judiciales

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, y el director general adjunto de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini, a su llegada a la rueda de prensa en la que han desvelado la propuesta de la entidad para que los pequeños inversores que acudieron a la salida a bolsa, que tuvo lugar en julio de 2011, recuperen todo lo invertido. EFE/Fernando Villar

MADRID.- El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha avanzado este miércoles que la entidad tendrá que devolver entre 1.400 y 1.500 millones de euros a cerca de 200.000 minoristas que acudieron a la Operación Pública de Suscripción de acciones (OPS) del banco en 2011 a través del nuevo procedimiento habilitado para la devolución de la inversión a cambio de las acciones. La salida a bolsa se intrumentalizó con una ampliación de capital por 3.092 millones de euros de la cual el 60%, o 1.855 millones de euros, procedió del tramo minorista, al que va dirigida la propuesta anunciada el miércoles.

El directivo ha recordado que Bankia cuenta con 1.840 millones de euros en provisiones, una cifra que espera que no aumente, ya que considera que con esta cantidad se podrán atender todas las peticiones de los minoristas.

Además, augura que el nuevo procedimiento permitirá al banco ahorrar 400 millones de euros en costes judiciales. De ellos, unos 75 millones corresponderían a los abogados y cerca de 25 millones de euros a los intereses de demora.

El banco calcula que 200.000 minoristas se sumarán a este procedimiento para recuperar su inversión en la salida a Bolsa. "Es una oferta magnífica, justa y estoy convencido de que la mayoría de los inversores van a acudir a esta propuesta", ha añadido Sevilla.

Para los minoritarios, además de recuperar su inversión inicial, el proceso permite obtener unos intereses anuales del 1%, un porcentaje por encima del precio del dinero.

El banco ha dirigido una consulta a Hacienda sobre el tratamiento fiscal de esta operación en el IRPF ya que en su día se produjo una minusvalía que ahora puede tornarse en plusvalía

En cuanto al tratamiento fiscal que tendrá esta devolución del dinero, el director general adjunto de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini, ha apuntado que la entidad ha abierto una consulta ante Hacienda, ya que el tratamiento es "complejo", especialmente si se vendieron las acciones, ya que en su día se produjo una minusvalía que ahora puede tornarse en plusvalía. "Lo estamos consultando", ha indicado.

El nuevo procedimiento, que podría cerrarse en tres meses, cuenta con el visto bueno del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), cuya participación en la entidad está previsto que no varíe, ya que se recuperarán 8 millones de acciones, una cantidad muy pequeña en comparación a los 11.000 millones de títulos que tiene la entidad.

Bankia, participada en 64% por el Estado a través de la matriz BFA y receptora de un total de 22.424 millones de euros en ayudas públicas, tiene previsto iniciar una campaña informativa para dar a conocer su propuesta a los minoritarios que invirtieron en la salida a Bolsa, que tendrá un coste mínimo de entre 300 y 500 euros.

Ventajas del nuevo procedimiento

En rueda de prensa, Sevilla ha destacado que una de las ventajas que tiene este nuevo proceso para la entidad es que limita los costes frente a lo que suponía la alternativa judicial, que llevaba a presentar recurso a todas aquellas sentencias que no fueran favorables al banco.

Una de las principales novedades del nuevo procedimiento es que todos aquellos pequeños accionistas que entraron en la salida a Bolsa (incluidos los trabajadores de la entidad) y que presentaron demanda también podrán acogerse a él, puesto que recibirán su inversión y los intereses compensatorios.

A partir de ahí, Bankia acudirá a los tribunales para comunicar al juez el cierre del proceso. En ese caso, será el magistrado el que deberá comprobar que realmente el accionista ha recibido su compensación y, si ha habido algún tipo de gastos (costas), será la entidad la que se ocupe de abonarlos. "En la parte judicializada tendremos que asumir algunos costes de terminación de los procesos", ha precisado Sevilla.

Por otra parte, el consejero delegado ha destacado que los inversores institucionales y las personas que de alguna manera tuvieron responsabilidad en el proceso de salida a Bolsa -(y que pudieran tener conflicto de intereses) quedan fuera de este proceso. "No creo que vayan a pedir que les devuelvan su inversión", ha dicho en alusión a los antiguos miembros del consejo y alta dirección del banco.

Sentencia del Supremo

El 'número dos' de Bankia ha asegurado que la entidad ha desarrollado este proceso después de conocer la sentencia del Supremo que respaldaba la causa de los minoristas en la OPS, al tiempo que ha insistido en que la resolución del Alto Tribunal deja fuera a los institucionales.

Pese a ese dictamen, la entidad ya se enfrenta a 49 demandas interpuestas por accionistas profesionales por entre 70 y 73 millones de euros. Estos institucionales que han reclamado invirtieron en la OPS menos de 1.000 millones de euros, según el consejero delegado. En este sentido, Sevilla ha recordado que de los 1.200 millones de euros que invirtió este colectivo en la salida a Bolsa, 650 millones de euros se vendieron antes de mayo de 2012 con recuperación de la inversión o pérdidas muy pequeñas.

Más allá de las reclamaciones que se están planteando por la vía civil, la entidad continúa defendiendo en la Audiencia Nacional que la salida a Bolsa de la entidad fue correcta.

La controvertida salida a bolsa de Bankia también ha desatado recientemente críticas de la asociación de inspectores del Banco España, que ha pedido el cese del subgobernador de la entidad, Fernando Restoy, que en 2011 era el número dos de la CNMV, el regulador bursátil que avaló la OPS de Bankia, tras mencionar el Supremo graves inexactidudes en el folleto de salia a bolsa de la entidad. 

Guindos cree que la decisión es buena para banco y contribuyente

Por su parte, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha opinado hoy que la decisión de Bankia de devolver a los pequeños inversores lo invertido al salir a bolsa es una operación positiva porque ahorra "mucho dinero" al banco y, como entidad mayoritariamente pública, al conjunto de los contribuyentes. Guindos ha recalcado además que el movimiento da respuesta "rápida" a las sentencias del Tribunal Supremo que han anulado la compra de acciones de Bankia por parte de pequeños accionistas.

El ministro ha recalcado que lejos de dificultar la recuperación del dinero inyectado por parte del Estado -22.400 millones de euros- esta operación "lo que hace es ahorrar los costes de todos los contenciosos a los que tenía que hacer frente", es decir, unos 400 o 500 millones de euros.