Público
Público

Crisis del coronavirus El BCE mantiene los tipos en mínimos históricos y prepara nuevas medidas para hacer frente a la crisis

Lagarde avisa que la nueva oleada de la covid-19 y las medidas de los gobiernos para contener la pandemia están generando "un claro deterioro" en el panorama económico de la Eurozona.

Un semáforo en verde, cerca de la sede del BCE en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski
Un semáforo en verde, cerca de la sede del BCE en Fráncfort.

Reuters

El Banco Central Europeo mantuvo el jueves sin cambios su política monetaria ultralaxa, con los tipos de interés en mínimos históricos, e insinuó que en diciembre habrá más apoyo para una economía de la Eurozona que se enfrenta a una nueva ola de la pandemia de la covid-19.

"El Consejo de Gobierno recalibrará sus instrumentos, según corresponda, para responder a la situación que se está desarrollando y asegurar que las condiciones de financiación sigan siendo favorables para apoyar la recuperación económica y contrarrestar el impacto negativo de la pandemia en la senda de inflación proyectada", dijo el BCE en un comunicado.

El organismo mantuvo el tipo de interés de la facilidad de depósito sin cambios a un nivel récord de menos 0,5%, mientras que el tipo de interés de las operaciones principales de financiación se mantiene en el 0%. Por lo demás, el BCE no modificó los parámetros de su Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP) y mantuvo los tipos de interés sin modificaciones.

Después de haber prorrogado ya su generoso programa de estímulos hasta el próximo junio, el BCE está comprando cantidades récord de deuda, dando tiempo a los responsables del organismo para pensar su próximo paso y mantener la presión sobre los Gobiernos para que utilicen sus palancas presupuestarias con el fin de ayudar a la economía.

No obstante, las nuevas restricciones destinadas a frenar la propagación del coronavirus están pesando sobre la economía de la zona euro, lo que hace temer que pueda volver a entrar en recesión a medida que se cierran de nuevo grandes partes del sector servicios. Esto deja al BCE con pocas opciones, salvo la de prorrogar y ampliar el PEPP, de 1,35 billones de euros, una medida que es probable que se produzca en la próxima reunión del banco el 10 de diciembre.

"En el actual entorno de riesgos claramente inclinados a la baja, el Consejo de Administración evaluará cuidadosamente la información recibida, incluyendo la dinámica de la pandemia, las perspectivas de un despliegue de vacunas y la evolución del tipo de cambio (del euro)", dijo el BCE en su caso.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno de la entidad monetaria, su presidenta, Christine Lagarde, subrayó que el aumento de los casos de covid-19 y las medidas de los gobiernos para contener la segunda ola epidémica están generando "un claro deterioro" en el panorama económico de la zona euro en el corto plazo.

Si bien las medidas de estímulo adoptadas por el BCE desde marzo están ayudando a sostener la actividad económica, los riesgos "claramente" están inclinados a la baja, afirmó Lagarde.

Las proyecciones macroeconómicas que divulgará el equipo del BCE en diciembre permitirán al organismo realizar una evaluación más detallada para recalibrar su respuesta de política monetaria, indicó la prfesidenta del banco central de la Eurozona.

Más noticias de Economía