Público
Público

Bruselas congela las negociaciones con Grecia a la espera de una contraoferta de Tsipras

El primer ministro griego envía un equipo a Bruselas con un nuevo borrador bajo el brazo que, según los medios griegos, incluye algunas de las recomendaciones de la troika.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.- REUTERS

PÚBLICO /AGENCIAS

Aunque hay cierta prisa por cerrar un acuerdo sobre un nuevo rescate a Grecia antes de que termine el mes de junio —el día 30 expira la prórroga de cuatro meses al segundo rescate—, la Comisión Europea no prevé más negociaciones de alto nivel político entre su presidente, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, hasta que Atenas presente a la troika una contraoferta sobre su plan de reformas.

"Una prórroga cualquiera que no aporte una solución al problema de liquidez y no ponga fin a la incertidumbre económica no sirve", dijo el portavoz del Gobierno griego

Bruselas sostiene que la oferta presentada a Grecia la semana pasada por la troika —y que Tsipras tachó de "absurda" en su comparecencia el viernes ante el parlamento heleno— constituye "una buena base para encontrar una solución si todas las partes se concentran en las cuestiones pendientes de resolver", según afirmó un portavoz comunitario.

Los principales puntos de desencuentro entre Grecia y la UE son la reforma de las pensiones, la subida del IVA y los objetivos presupuestarios de superávit primario.

Ahora Bruselas espera que sea Grecia la que mueva ficha. Voluntad de negociar hay. Tsipras se comprometió a presentar de inmediato una contraoferta tras la reunión que mantuvo el pasado miércoles en Bruselas con Juncker y con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y aunque todavía no lo ha hecho de forma formal, este mismo lunes el primer ministro griego ya ha enviado un equipo a negociar a Bruselas para dar un empujón a las conversaciones.

La delegación griega está encabezada por el ministro de Estado, Nikos Pappás, y el coordinador de las negociaciones con los acreedores de Grecia, Euklidis Tsakalotos.

"La delegación griega a Bruselas tiene mandato de hacer todo lo necesario para que sea posible un acuerdo", destacó el portavoz del Gobierno heleno, Gavriil Sakelaridis, en una rueda de prensa.

"Espero que prevalecerá el esfuerzo de todos para conseguir un acuerdo aceptable tanto para el Gobierno griego, como para las instituciones. Ya hemos gastado mucho tiempo en negociaciones y cada parte conoce el punto de vista de la otra y sus líneas rojas", dijo el mismo portavoz.

Sakelaridis reafirmó que el objetivo del Gobierno sigue siendo hallar un acuerdo cuanto antes y como límite a fin de mes, cuando expira la prórroga del rescate.

En ese contexto, subrayó que el acuerdo debe incluir no solo una solución al problema de liquidez de la economía griega, sino también al de la deuda. "Una prórroga cualquiera que no aporte una solución al problema de liquidez y no ponga fin a la incertidumbre económica no sirve", sentenció.

Un nuevo borrador

En esa búsqueda de un acuerdo global, los medios griegos señalan este lunes que el Gobierno griego está revisando sus propuestas para un acuerdo que permita el desbloqueo de la ayuda pendiente y está preparando un nuevo borrador que incluye algunas de las recomendaciones de la instituciones, es decir de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional que antes formaban la troika.

Entre las modificaciones figuraría una drástica reducción de las exenciones fiscales, con el objetivo de elevar la recaudación, uno de los puntos reclamados por la antigua troika. No obstante, en la reforma del impuesto sobre el valor añadido, uno de los puntos de mayor controversia entre ambas partes, Grecia mantiene su propuesta de aplicar tres tipos de IVA (6%, 11% y 23%), mientras que los socios pedían solo dos tarifas (11% y 23%).

Varufakis visita Berlín

Además, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, dijo hoy en Berlín, donde visitó a su homólogo alemán Wolfgang Schäuble, que la crisis de la deuda griega necesita una solución consensuada, desarrollada conjuntamente y acordada entre Grecia y sus acreedores.

"Se necesita una solución desarrollada conjuntamente y acordada entre todos" dijo Varufakis a la salida de su encuentro con Schäuble.

Varufakis subrayó que alcanzar un acuerdo es clave para la integridad de la eurozona y para la Unión Europea. "Estamos en momentos muy difíciles para la Unión Europea y en especial para la eurozona, la obligación de los políticos elegidos es asumir su responsabilidad a un nivel alto para lograr un acuerdo", agregó.

El ministro griego dijo que su entrevista con Schäuble había transcurrido en una atmósfera amable y que había sido útil para darle impulso al proceso en busca de una solución a la crisis griega.

"Tenemos una visión común del problema", aseguró Varufakis.

El acuerdo entre Grecia y la troika sobre el plan de reformas es el requisito que exige el Eurogrupo para desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del actual rescate. Atenas necesita urgentemente la ayuda para abonar los 1.600 millones de euros que debe en junio al Fondo Monetario Internacional, y cuyo pago ha aplazado al día 30, así como los salarios y pensiones. Sin esta asistencia, Grecia se vería abocada a suspender pagos y probablemente a salir del euro.

Más noticias de Economía