Público
Público

'Cajas virtuales inteligentes', la solución del Santander a los problemas de efectivo de los negocios en los pueblos

Bares, farmacias, supermercados… La entidad une fuerzas con Prosegur y ofrece a los pequeños negocios de la España rural un servicio digital para la gestión integral del efectivo recaudado en el punto de venta.

'Cajas virtuales inteligentes', la solución del Santander a los problemas de efectivo de los negocios en los pueblos
'Cajas virtuales inteligentes', la solución del Santander a los problemas de efectivo de los negocios en los pueblos

Los pequeños negocios de las zonas rurales de España necesitan poder gestionar el dinero en efectivo recaudado en las ventas del día a día, una operativa que no puede cubrirse en las localidades que no disponen de sucursales y que tampoco ofrece la banca digital. Aunque la tecnología y la digitalización están transformando a gran velocidad el tradicional modelo de negocio bancario y la forma en la que los clientes se relacionan con sus oficinas, existen determinadas operaciones que necesitan soluciones innovadoras más allá de la visita a una oficina bancaria.

Con esta idea nace Cash Today, una herramienta desarrollada por Banco Santander y Prosegur para facilitar el servicio a las empresas, en especial a aquellas localizadas en pequeños municipios en los que no hay sucursales. Se trata de la primera solución digital para la gestión integral del efectivo en el punto de venta. Una ‘caja fuerte’ virtual e inteligente que facilita el abono inmediato en cuenta del efectivo recaudado en los negocios -del mismo modo que sucede con los cobros en tarjeta- de forma personalizada y sencilla, y que permite además ahorrar tiempo y esfuerzo. "Cash Today está diseñado para depositar y custodiar la recaudación de un establecimiento de forma segura, tanto por la seguridad física que ofrece la máquina como por el seguro del efectivo ingresado que incorpora el contrato", señalan desde el banco.

A través de una plataforma online, el usuario visualiza en tiempo real todos los movimientos realizados en su dispositivo Cash Today, lo que aporta total trazabilidad y control sobre las operaciones. Prosegur Cash se responsabiliza de recoger el efectivo almacenado y entregar el cambio, si fuera necesario. La compañía también pone a disposición de los clientes un servicio exclusivo para la atención y resolución de incidencias y consultas.

España es el país de la Unión Europea en el que más se usa el efectivo para las pequeñas compras de entre las grandes economías del euro. De ahí la importancia que supone la automatización de los procesos asociados a la gestión del efectivo, tanto para grandes como para pequeños negocios. "En los últimos meses, hemos visto como el dinero en efectivo en circulación ha aumentado a niveles récord. Por ello, consideramos fundamental ofrecer soluciones innovadoras a todos aquellos sectores en los que el pago con efectivo sigue siendo prioritario. Y hacerlo en colaboración con una entidad líder, como Santander, es siempre una garantía de éxito", señalan en Prosegur.

España, con grado de inclusión financiera universal

En España, "el grado de inclusión financiera se considera prácticamente universal, ya que más del 95% de la población es usuaria de cuentas bancarias y sin diferencias significativas, ni por género ni por estratos de renta", según un reciente estudio elaborado por la firma de análisis Afi. Además, la red de oficinas en nuestro país sigue siendo muy superior a la media europea (511 oficinas por millón de habitantes, frente a 318 de la UE).

No obstante, la llamada ‘España vaciada’ y el envejecimiento de la población en las áreas rurales supone un reto para la prestación de servicios básicos en general, entre ellos los servicios financieros. Precisamente esta situación está llevando al sector bancario a desarrollar canales alternativos de atención a los clientes (desde los servicios digitales hasta las oficinas móviles o los agentes financieros) y a firmar alianzas con otras compañías que faciliten la utilización prestación de servicios financieros básicos, como es el caso de los acuerdos alcanzados por Banco Santander -además de con Prosegur- con Correos y Mapfre para utilizar su red.

"El acceso a servicios bancarios, especialmente al efectivo, requiere de una importante colaboración entre la banca y las diferentes administraciones públicas, dado el componente social que tiene ese acceso al efectivo. Esto es más relevante si cabe en los colectivos con menor cultura financiera y/o tecnológica, como es en general la población que reside en esos núcleos más afectados por la población y el 'sobreenvejecimiento'", señala Afi.

En el caso de Correos, el acuerdo permite a los clientes del Santander retirar dinero en efectivo en los 4.675 puntos de atención postales (2.393 oficinas y 2.282 puntos de atención rural) y que los carteros entreguen dinero en cualquier domicilio de España. Esto supone que el Santander lleve sus servicios financieros básicos a 1.500 municipios más. También la capilaridad de la red de oficinas de Mapfre permite a la entidad llegar a más clientes. Cada punto de venta de la aseguradora (3.000 por toda España) tiene asignada una oficina tutora de Banco Santander, que cuenta con el apoyo de los equipos de gestión remota de ventas digitales. Entre los productos y servicios que la aseguradora puede ofrecer a sus clientes particulares figuran las cuentas corrientes, las tarjetas de crédito, las hipotecas, los créditos al consumo y la domiciliación de ingresos y de recibos. En el caso de las empresas, el abanico abarca desde cuentas, créditos y préstamos, hasta los TPV, avales o leasing, pasando por productos y servicios más específicos, como aquellos que tienen que ver con el negocio internacional o el descuento comercial.