Público
Público
Únete a nosotros

España es el país de la UE que menos ayudas a la banca ha recuperado

En cinco años, apenas ha recobrado un 4% de lo destinado al sector financiero, frente al casi 20% de Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un semáforo en rojo cerca del edificio del Banco de España en Madrid. EFE

MADRID.- España se sitúa a la cola entre los 28 países que conforman la UE en lo que se refiere a la recuperación que el sector público obtiene en relación a la ayuda prestada a la banca entre 2008 y 2013, según los datos recogidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En concreto, España ha ingresado 3.589 millones de los 94.753 millones destinados a las entidades financieras en medidas de recapitalización y rescate de activos deteriorados entre 2008 y 2013. Es decir, el Estado sólo ha recuperado un 3,8%, la segunda menor proporción de la UE.

Para el análisis y comparación del apoyo al sector financiero en la UE, la CNMC ha seleccionado los países donde el apoyo en forma de recapitalización y rescate de activos deteriorados en todo el periodo ha superado el 3% del PIB (de 2013).

Sólo Chipre ha recuperado menos ayudas a la banca, con un 2% del total. Eso sí, el país chipriota ha destinado un total de 1.800 millones en medidas de recapitalización y rescate de activos entre 2008 y 2013, frente a los 94.753 millones de España (61.853 millones para recapitalización y 32.900 millones para rescate de activos).

Del total de ayudas concedidas a la banca entre 2008 y 2013 (recapitalización y rescate de activos), sólo Alemania y Reino Unido han destinado más que España, con 144.143 millones y 140.547 millones, respectivamente. Ahora bien, Alemania ya ha ingresado un 19,2% y Reino Unido casi un 34% de la cantidad inyectada.

En cuanto a la concesión de garantías, España se encuentra en una posición intermedia, con un total de 71.969 millones, aunque éstas no se han ejecutado y no han implicado un coste directo para las finanzas públicas. Si se considera todo el apoyo prestado entre 2008 y 2013, los países que más recursos han comprometido han sido Irlanda, Grecia, Bélgica, Chipre y España.