Público
Público

La 'hucha de las pensiones' del Ibex: 45 consejeros acumulan 320 millones para cuando se jubilen

Casi la mitad corresponde a 14 administradores de la gran banca, que a finales de 2019 sumaban más de diez millones de euros de media

De izq. a der., Ana Botín (presidenta del Banco Santander), Florentino Pérez (presidente de ACS), Jaime Guardiola (consejero delegado del Banco Sabadell), Carlos Torres (presidente de BBVA), y José Antonio Álvarez (consejero delegado de Banco Santander).
De izq. a der., Ana Botín (presidenta del Banco Santander), Florentino Pérez (presidente de ACS), Jaime Guardiola (consejero delegado del Banco Sabadell), Carlos Torres (presidente de BBVA), y José Antonio Álvarez (consejero delegado de Banco Santander). EFE/REUTERS/E.P.

VICENTE CLAVERO

Muchas grandes empresas no sólo retribuyen a sus máximos responsables con sueldos generosos, dietas por asistencia a reuniones y paquetes de acciones en función de objetivos. También hacen aportaciones periódicas a sus fondos de pensiones, con el fin de garantizarles una jubilación dorada cuando llegue a término su vida laboral.

Solo en el Ibex 35 hay 25 sociedades que contemplan esa forma de remuneración a largo plazo para los miembros de sus consejos de administración, según la información que obra en poder de la CNMV, correspondiente a 2019. El número de beneficiarios es de 45 y los derechos adquiridos a 31 de diciembre rondaban los 320 millones de euros.

Casi la mitad de ese dinero se concentra en la gran banca, que es con diferencia el sector que más recurre a esa especie de hucha de las pensiones para retribuir a sus consejeros. Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter tienen dotados a tal fin 149,5 millones de euros, a repartir entre 14 personas según vayan cumpliendo su edad de jubilación, lo que supone una media de más de diez millones por cabeza.

Bankia, que está controlada por el Estado a través del FROB, no hace aportaciones de este tipo. Su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, en realidad tampoco la necesita, pues percibe una renta vitalicia de tres millones anuales desde que se jubiló anticipadamente del BBVA, donde fue consejero delegado durante ocho años, hasta 2009. A dicha cifra se añaden los 606.000 euros que cobra al frente de Bankia.

De los cinco grandes bancos que dotan fondos de pensiones para sus consejeros (normalmente, los que además desempeñan funciones ejecutivas), el que tiene mayores compromisos adquiridos es el Santander, con cerca de ochenta millones. De ellos, 48,1 corresponden a su presidenta, Ana Botín; 17,4 a su consejero delegado, José Antonio Álvarez, y 13,3 al presidente de Santander España, Rodrigo Echenique.

Botín es la consejera del Ibex que más dinero acumula ya para su jubilación, seguida muy de cerca por Florentino Pérez, presidente de ACS, con 43,8 millones de euros. A bastante distancia de ambos figuran Jaime Guardiola, consejero delegado del Sabadell (24,1 millones), y Carlos Torres Vila, presidente del BBVA (21,6).

De todas formas, ninguno de ellos alcanza, de momento, algunas jubilaciones históricas. La más costosa fue la de Ángel Corcostegui, que recibió 108 millones de euros tras renunciar en 2002 al cargo de consejero delegado del entonces Santander Central Hispano. Francisco González, anterior presidente del BBVA, llegó a acumular 80 millones en su fondo de pensiones, que retiró al cumplir 65 años en 2009.

Otras jubilaciones muy sustanciosas esperan a consejeros del Ibex como José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, cuya hucha contenía 16,9 millones de euros a 31 de diciembre último; José Bogas, consejero delegado de Endesa (12,3 millones); José Luis del Valle, secretario general de ACS (10,9); Antonio Huertas, presidente de Mapfre (10,6); José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica (9,5), o Pablo Isla, presidente de Inditex (8,6).

En 2019, las aportaciones realizadas por las sociedades del Ibex que tienen fondos de pensiones para sus consejeros superaron los 23,5 millones de euros, de los que 7,1 millones fueron de la banca.

Más noticias de Economía