Público
Público

IPC El INE confirma el leve repunte de los precios en marzo hasta el 1,3% por gasolinas y luz

La inflación acumula cinco meses consecutivos con tasas interanuales inferiores al 2%. En tasa mensual, el IPC avanza un 0,4%, su mayor alza en un mes de marzo desde 2016.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Contadores de la luz inteligentes /REUTERS

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,4% en marzo en relación al mes anterior y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el 1,3%, su segundo repunte consecutivo tras el de febrero y su nivel más alto desde el pasado mes de noviembre, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado.

Estadística ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de marzo al encarecimiento de las gasolinas y a la evolución del precio de la electricidad, que en marzo de 2018 descendió más de lo que lo ha hecho este año.

La tasa interanual de marzo es la trigésimo primera tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1,3% superiores a los de hace un año. Con el dato de marzo, el IPC suma cinco meses consecutivos con tasas interanuales inferiores al 2%.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en marzo en el 0,7%, con lo que se sitúa seis décimas por debajo de la del IPC general.

En el tercer mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 1,3%, dos décimas más que en febrero.

Según el INE, entre los grupos que contribuyeron en marzo a la aceleración de la tasa interanual del IPC se encuentran el transporte, que elevó más de un punto su tasa anual, hasta el 3%, por los carburantes, y la vivienda, cuya tasa anual aumentó también más de un punto, hasta el 2,1%, por el comportamiento de los precios de la electricidad.

En términos mensuales, el IPC avanzó un 0,4% en marzo, su mayor alza en este mes desde 2016, cuando los precios aumentaron un 0,6%.

Este repunte se debe principalmente a los aumentos de precios del vestido y el calzado (+4,4%) por el inicio de la temporada primavera-verano; del transporte (+1,1%) por las gasolinas y el transporte aéreo; de los hoteles (+0,6%) por los servicios de alojamiento y la restauración, y del ocio y la cultura (+0,3%) por los paquetes turísticos.

En sentido contrario, el grupo de vivienda recortó sus precios un 0,8% en marzo en relación al mes anterior por el abaratamiento de la luz, y los alimentos los redujeron un 0,4% por las frutas, legumbres y hortalizas.

La tasa anual del IPC aumentó en marzo en todas las comunidades autónomas. Los mayores repuntes, de cuatro décimas, se registraron en Baleares, Castilla-La Mancha y Galicia, y los menores, de una décima, en Canarias, Navarra y Madrid.

Las regiones que presentaban en marzo las mayores tasas anuales de IPC fueron Navarra (1,7%) y Castilla y León y Madrid (1,6% en ambos casos), mientras que Canarias registró la tasa más baja (0,8%).