Público
Público

Laboral ¿Cuánto falta para tener una semana laboral de sólo cuatro días?

Tras el éxito que ha tenido la implantación de la semana laboral de 4 días en una empresa de Nueva Zelanda, el debate sobre su instauración a nivel general se traslada a otros países.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 10

Trabajadores y trabajadoras en una oficina.

Nueva Zelanda ha abierto el debate. La empresa Perpetual Guardian, con casi 250 empleados hizo la prueba de trabajar cuatro días a la semana durante los meses de marzo y abril. El resultado fue un éxito; tanto, que han decidido implantarla para siempre. Según empresarios y trabajadores de la compañía, la productividad y la motivación han aumentado y todos están mucho más contentos por tener un día más de descanso y más facilidad para conciliar.

La idea no surge de la nada. De hecho, la semana laboral de cuatro días está avalada por estudios, como el de la Auckland University of Technology Business School, que establece que la reducción de la semana laboral sin disminución de sueldo ni aumento de horas funciona y, de hecho, es recomendable.

El caso de Perpetual Guardian ha puesto sobre la mesa esta discusión en otros países y algunos gobiernos ya la están debatiendo. También la Organización Internacional del Trabajo, que ya propuso introducir una semana laboral de cuatro días, pero con jornadas de 10 u 11 horas.

En España, apenas hay empresas que se hayan pronunciado en este asunto, sin embargo, sí se apunta hacia nuevos modelos de trabajo más flexibles que permitan la conciliación, como es el caso del teletrabajo.

En este sentido, el Gobierno ha anunciado que estudia introducir medidas dirigidas a este propósito, mediante una distribución regular de la jornada de trabajo, el registro del horario y la eliminación de las horas extras que, en realidad, encubren jornadas parciales abusivas. Así lo anunció la ministra de trabajo, Magdalena Valerio, en la Comisión de Trabajo en el Senado el pasado tres de octubre.

Una cuestión aún por definir por los sindicatos

Por su parte, sindicatos como CNT llevan planteando desde hace varios años la reducción de la jornada laboral de 40 a 30 horas, aunque no hacen referencia al modelo de cuatro días de trabajo. “Hay que abrir ese diálogo. Es necesario que los trabajadores y sindicatos nos unamos y movilicemos para conseguir una reducción de jornada”, explican. Esto tendría como consecuencias, según CNT, la disminución del paro y un mayor reparto de la riqueza. Además, mejoraría el bienestar general de los trabajadores. “En España predomina, y se premia, el presentismo laboral, que obliga a los trabajadores a cumplir una serie de horas cuando, a veces, su trabajo se puede desarrollar en menos tiempo”, concluyen desde el sindicato.

Desde UGT también se ha planteado la reducción de la jornada a las 32 horas, manteniendo los salarios. “Es necesaria una reducción de la jornada y un reparto del trabajo. En un contexto de precariedad es urgente exigir medidas que mejoren la calidad de vida de los trabajadores”, exigen desde el sindicato, que asegura tener planteamientos y propuestas que apuntan a la reducción de la jornada y el reparto del trabajo.

Por último, Comisiones Obreras explica que el modelo de trabajo de cuatro días a la semana “no es un tema, por el momento, que esté dentro de las tareas inmediatas, ni está previsto abordarlo en las negociaciones con la patronal sobre los convenios colectivos ni en el diálogo social con el Gobierno”.