Público
Público

Mercado inmobiliario Blackstone compra el 50% de la socimi de pisos en alquiler Testa por casi 1.000 millones

El fondo toma participaciones de Santander, BBVA y Merlín en la sociedad y se refuerza como primer propietario inmobiliario del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vivienda de Testa. E.P.

La socimi Merlin Properties comunicó el lunes la venta junto a Banco Santander y BBVA de una participación de un 50,01% de Testa Residencial a una sociedad del grupo Blackstone , que a primera hora anunció una oferta por la empresa.

Testa había dicho en otro comunicado que la sociedad Tropic Real Estate Holding presentó una oferta vinculante por más del 99% de la compañía, y añadió que el núcleo duro de accionistas venderá su parte a 14,33 euros por acción, valorando Testa en 1.895 millones de euros.

En una nota al regulador, Merlin dijo que ha obtenido 321,2 millones de euros con la venta de su participación del 16,95% en Testa, y BBVA cifró en 478 millones de euros el efectivo obtenido por su 25,24%, con un impacto positivo en su cuenta de resultados y en el ratio de capital. BBVA añadió que espera que la operación se complete en el cuarto trimestre de 2018. Por su parte, Santander ha traspasado al fondo un 7,76% de Testa, estimado en 147 millones de euros, y se mantendrá como segundo mayor socio de la firma con alrededor del 29% de su capital, por delante de Acciona, quede momento no ha vendido el 20% que tiene en la inmobiliaria.

Testa, que comenzó a cotizar en julio en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), dijo que la sociedad de Blackstone se ha comprometido a comprar el resto de su capital  en las mismas condiciones.

Testa Residencial es la primera compañía de pisos en alquiler del país con unas 10.700 viviendas, en su mayoría en Madrid, que generan unas rentas de 85 millones de euros anuales.

Con esta operación, Blackstone abre una venta de liquidez a los socios de Testa que querían salir o reducir su exposición en la compañía tras su frustrada salida al Mercado Continuo, al tiempo que se refuerza como primer propietario inmobiliario del país, en el que suma activos por más de 20.000 millones de euros. El fondo estadounidense se convirtió hace unos meses en el primer titular de hoteles al comprar la cartera de 46 establecimientos de la socimi Hispania a través de una OPA.

En la cartera inmobiliaria del fondo estadounidense en España también figuran el 51% del negocio inmobiliario del extinto Banco Popular, la firma de gestión de activos Anticipa, la socimi Fidere, titular de unas 2.700 viviendas de protección oficial de Madrid, un 51% en la inmobiliaria Aliseda, 1,2 millones de metros cuadrados de superficie logística, casi 100.000 metros cuadrados de oficinas y 83.000 metros cuadrados de locales comerciales.

Ahora, con esta operación, el fondo estadounidense se posiciona en el segmento del alquiler de vivienda libre coincidiendo con el auge que presenta por el aumento de demanda, la escasez de viviendas y el consiguiente alza de los precios.