Público
Público

La morosidad baja en febrero mientras la banca europea se preparan para un repunte por la crisis del coronavirus

La tasa de créditos de dudoso cobro se sitúa en el 4,79%, cuatro centésimas por debajo del dato de enero.

Varias sucursales bancarias en una calle de Madrid. REUTERS/Sergio Perez
Varias sucursales bancarias en una calle de Madrid. REUTERS/Sergio Perez

AGENCIAS

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se situó en el 4,79% el pasado mes de febrero, lo que supone un leve descenso frente al 4,83% de enero, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España.

Es el último dato antes de la irrupción de la crisis provocada por la pandemia del covid-19. Los analistas apuntan que la temporada de resultados que acaba de comenzar, los bancos europeos anuncien que reservan miles de millones para posibles pérdidas por morosidad en los préstamos, con importantes impactos en sus beneficios debido a la crisis del coronavirus.

En España, la tasa de mora inició su tendencia ascendente a raíz de la pasada crisis económica y financiera de 2008, sobrepasando el umbral del 5% en noviembre de 2009 por primera vez desde 1996.

La ratio continuó ascendiendo hasta cerrar 2013 en el máximo histórico del 13,61%, un punto de inflexión a partir del cual comenzó a descender año tras año, finalizando 2019 en el 4,79%, nivel en el que se mantiene tras experimentar un ligero repunte en enero, y retornando así a cifras de hace una década.

Los bancos europeos ya se encontraban bajo presión antes de esta nueva crisis por sus altos costes, la baja rentabilidad debido a los tipos de interés ultralaxos y los llamamientos a actualizar una tecnología anticuada. Las fusiones, que en teoría podrían mitigar estos problemas, se han visto complicadas debido a las barreras nacionales.

Los bancos más grandes de EEUU, que comunicaron sus resultados la semana pasada, apartaron en el primer trimestre 25.000 millones de dólares para cubrir agujeros crediticios, lo que plantea dudas sobre si los bancos europeos seguirán su ejemplo.

Los reguladores del sector financiero han dicho que serán indulgentes en la aplicación de las normas de contabilidad sobre la morosidad anticipada, pero hay presión sobre los bancos europeos para que sean realistas sobre el inminente deterioro. Una menor rentabilidad que la de sus rivales de Wall Street significará que los bancos europeos tienen menos margen de maniobra.

Aunque los bancos no están legalmente obligados a hacer el grueso de las provisiones ahora, "la prudencia es una recomendación que debería seguirse" dado el entorno actual, según un experto del sector financiero.

La vulnerabilidad de los bancos europeos ante el brote fue destacada esta semana por la agencia de calificación crediticia Fitch, que reveló que había tomado 116 decisiones sobre la calificación de los bancos de Europa occidental, gran parte de ellas rebajas de las perspectivas para los ratings de deuda.

El crédito total en España sigue a la baja

Por su parte, en España, los créditos dudosos cayeron hasta 56.703 millones de euros el pasado mes de febrero, un 18,7% por debajo del segundo mes del ejercicio precedente. Respecto a la variación mensual, el saldo se redujo un 1,19%.

Igualmente, el crédito total del sector descendió por tercer mes consecutivo (-0,36%), hasta 1,183 billones de euros. Respecto a febrero de 2019, el crédito total se redujo un 1%.

Las provisiones de las entidades financieras se situaron en 35.865 millones de euros en febrero de 2020, un 16,11% menos que un año antes y prácticamente en línea (-0,08%) con las del mes inmediatamente precedente.

Más noticias de Economía