Público
Público

La UDEF dice que la Comunidad de Madrid pagó 4,8 millones a Ausbanc en subvenciones

La Policía sospecha de la "utilización de la concesión de subvenciones (CAIL) como medio para obtener otras subvenciones que supongan una mayor cuantía a la Orientación Profesional para el Empleo y de Asistencia para el Autoempleo (OPEA)".

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda en una imagen de archivo. EFE

efe

La Comunidad de Madrid pagó 4,8 millones de euros en subvenciones a Ausbanc entre 2003 y 2012 a través de partidas de la Consejería de Empleo para la orientación profesional para el empleo y de asistencia para el autoempleo, según consta en un informe de la UDEF de la Policía incorporado a la causa.

Según el informe, "se han detectado cada una de las cada una de las cuantías ingresadas por la Comunidad de Madrid en las cuentas de Ausbanc", cuyo presidente Luis Pineda permanece en prisión tras ser detenido hace un año junto al líder de Manos Limpias, Miguel Bernard, que está en libertad bajo fianza.

La Policía ha observado además que "la parte subvencionada por el Fondo Social Europeo alcanza los 796.389 euros desde 2002 y que desde el Servicio de Empleo de la Comunidad de Madrid "se han hecho labores de control de las actividades de Ausbanc".

Se han hallado "justificación de gastos presentados por Ausbanc, informes de cotización de los trabajadores por parte de la Seguridad Social" y desde la Comunidad de Madrid "se certifica el cumplimiento del personal contratado en el marco de la actividad desarrollada por Ausbanc", cuyo presidente se jactaba de tener contactos en la Comunidad de Madrid siendo su esposa directora general de Consumo.

Detecta también la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que en el convenio de 2003 para los Centros de Apoyo a la Intermediación Laboral (CAIL) "se realizaron pagos de alquiler a la empresa Estructuras y servicios inmobiliarios S.L. por 14.568 euros y pagó por inserción de publicidad en el periódico "Mercado de dinero" por 14.616 euros.

La Policía sospecha de la "utilización de la concesión de subvenciones (CAIL) como medio para obtener otras subvenciones que supongan una mayor cuantía a la Orientación Profesional para el Empleo y de Asistencia para el Autoempleo (OPEA)".

Diferencia por ello "las subvenciones percibidas por Ausbanc consecuencia de la firma de un convenio y las percibidas como beneficiario de un procedimiento de concurrencia competitiva".

La subvención mediante convenios, explica el informe, "se destinaba a compensar los gastos de personal y funcionamiento por los resultados obtenidos en la captación y gestión de ofertas de trabajo".

En las subvenciones otorgadas por el régimen de concurrencia el pago estaba condicionado a la consecución de unos objetivos mínimos (80 contratos de duración igual o superior a tres meses en las tres primeras ediciones y 68 en las dos restantes), "de forma que si no se alcanzaba dicho mínimo se aminoraba la subvención en proporción".

Según la Policía, "Ausbanc se pagaba el sueldo de los trabajadores en conjunto sin que hubiera un pago separado del resto de trabajadores".

Según denunció Facua, que ejerce la acusación en esta causa, la Comunidad de Madrid concedió entre 2001 y 2012 subvenciones a Ausbanc por valor de 6,2 millones de euros a través de partidas destinadas a entidades sin ánimo de lucro. 

Más noticias