Público
Público

Delito ecológico Podemos pide el cierre de la depuradora de Pozuelo que ha llevado ante el juez a una decena de ediles del PP

La instalación de Húmera lleva casi una veintena de años vertiendo aguas fecales. Tras las denuncias de grupos vecinales e informes realizados por la Guardia Civil y por la Confederación Hidrográfica del Tajo, una decena de cargos municipales del PP están siendo investigados por un presunto delito medioambiental continuado.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Vista de las instalaciones de la depuradora de Húmera, cercana a la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.

Somos Pozuelo, la marca de Podemos en Pozuelo de Alarcón (localidad al noroeste de Madrid) reclama el cierre de la depurador de Húmera (una pedanía cercana) cuyos problemas e irregularidades han llevado a una decena de cargos municipales del PP (algunos ediles antiguos y otros actuales) ante el juez.

La formación morada llevará al próximo pleno municipal, que se celebra el jueves 20 de septiembre, una nueva moción en la que pide el cumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana de 2002, que ya preveía el desmantelamiento de dicha instalación, que está vertiendo residuos contaminantes en la zona de la Casa de Campo, el mayor parque público del municipio de Madrid.

La Estación de Depuración de Aguas Residuales (conocida por su acrónimo EDAR) de Húmera lleva casi una veintena de años vertiendo aguas fecales. Tras las denuncias de grupos vecinales, y con los informes realizados por la Guardia Civil y por la Confederación Hidrográfica del Tajo, el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón ha citado en calidad de investigado a una decena de cargos municipales del PP por un presunto delito medioambiental continuado; entre ellos la actual alcaldesa, Susana Pérez Quislant, y el exconcejal Mariano Pérez-Hickman, ahora diputado en el Congreso, en sustitución de Soraya Sáez de Santamaría.

Precisamente, la situación de aforado sobrevenida para Pérez-Hickman podría hacer que el juzgado tenga que trasladar su caso al Tribunal Supremo. Los otros diez cargos públicos del PP imputados tienen previsto declarar ante la jueza del caso  los días 18 y 19 de septiembre.

En abril de 2017 Somos Pozuelo presentó una moción en la que se pedían "soluciones urgentes" para la depuradora  ante la situación de ilegalidad de la instalación. Ahora, el grupo municipal, que representa la acusación popular en la causa por la EDAR de Húmero, presenta una nueva moción sobre el desmantelamiento de la instalación. Según su portavoz, Pablo Perpinyà, "le ofrecemos al PP la oportunidad de rectificar para cumplir la ley".

La marca de Podemos en Pozuelo subraya en su moción que con el paso del tiempo y el crecimiento de la ciudad "la situación de la depuradora no ha hecho sino empeorar".  "Su obsolescencia, su ubicación a escasos metros de las viviendas, el posible impacto medioambiental y para la salud de los vecinos que la instalación genera son razones que se suman a las ya expresadas para no dilatar el tiempo más y asumir que es urgente y necesario desmantelar la actual instalación", señala la propuesta del grupo municipal.

Más noticias en Política y Sociedad