Público
Público

EEUU pide disculpas a Llamazares por haberle usado "por error" para la foto de Bin Laden

El FBI reconoce que extrajo la imagen del portavoz de IU en el Congreso haciendo una búsqueda en Google

JUANMA ROMERO

Era lo último que le faltaba a Izquierda Unida. Que el FBI usara la imagen de su único diputado en el Congreso, Gaspar Llamazares, como base para actualizar la foto del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden. Pero ocurrió eso. Un “error inaceptable”, como reconoció ayer por la tarde la embajada de Estados Unidos al ex coordinador de IU. Las disculpas llegaron tras la intensa presión ejercida por el Gobierno y el mismo presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

A Llamazares se le vio ayer inquieto, preocupado. El viernes, Washington había difundido imágenes “mejoradas digitalmente” de Bin Laden, por cuya captura ofrece 25 millones de dólares. El diario El Mundo reparó en que el pelo canoso y ondulado de Llamazares y la arruga en la frente eran rasgos calcados a los del terrorista más buscado. “Esta situación sería cómica si no afectara a la libertad y a la seguridad de los ciudadanos”, subrayó el diputado, que ayer asistía a la primera reunión del Consejo Político Federal de IU en 2010. "Si no fuera así, habría que pensar que EEUU ha actuado de mala fe". 

El episodio, “chusco”, evidencia el “escaso nivel” de los servicios de inteligencia de EEUU, añadió. Llamazares exigió explicaciones a Zapatero y a Washington. Ofreció una razón poderosa, ácida: “La seguridad de Bin Laden no peligra. La mía, sí”. El diputado también recibió el calor del coordinador federal, Cayo Lara: "Gaspar ha sido la persona elegida por el FBI para incorporar medio rostro al cartel del 'se busca' más buscado del planeta. ¿Qué hace allí la foto de Gaspar? ¿No se están vulnerando los derechos a la propia imagen? Queremos que el embajador de EEUU explique qué ha ocurrido".

El Gobierno activó de inmediato la diplomacia. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, llamó “preocupado” a Llamazares para comunicarle que había trasladado sus quejas al FBI y que abrirá una investigación. El titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, le aseguró que llamaría a la embajada de EEUU en España. Al filo de las 15 horas, Zapatero le telefoneó. Le pareció “muy grave” que la policía federal americana hubiera usado su foto para crear un Bin Laden más viejo. Prometió a Llamazares una actuación rápida.




Así fue. El director general de Política Exterior para Europa No Comunitaria y América del Norte, Luis Felipe Fernández de la Peña, pidió “aclaraciones” al ministro consejero de la embajada en Madrid, Arnold A. Chacón, y le recomendó “muy vivamente” que contactara con el diputado. La petición no subió hasta el embajador en España, Alan D. Solomont, porque, recién llegado a Madrid el sábado pasado, no ha presentado aún su carta de credenciales al rey. 

En paralelo, el FBI admitió a la agencia Efe que para reconstruir la imagen actual del terrorista de Al Qaeda, había utilizado una foto de Llamazares que había hallado en el buscador Google sin ser “consciente” de quién era.

Según explicó el portavoz de la policía federal de EEUU, Jason Pack, para envejecer los rasgos de una persona se eligen las características de una base de datos de fotografías. “Parece que el artista forense no pudo encontrar las características adecuadas y obtuvo estas, en parte, a partir de una imagen que encontró en Internet”, dijo.

“Ha sido un error técnico inaceptable –manifestó a Público William Ostick, el agregado de prensa de la embajada, quien llamó a Llamazares–. Le hemos expresado nuestra pena por la inquietud causada y la ofensa a su reputación. Haremos lo necesario para que no vuelva a ocurrir y que no tenga consecuencias para el diputado”. Llamazares agradeció las disculpas y la “diligencia” del Ejecutivo. Pero avisó: “Espero a la investigación y me reservo ejercer acciones judiciales. Por ahora, ni se me ocurrirá poner un pie fuera de España”. El portavoz de IU tenía programado para el 28 de enero un viaje oficial a Líbano. Dudaba antes de este incidente sobre si ir o no. Ahora tiene claro que no lo hará. 

La odisea aún no ha acabado. El Mundo se dio cuenta ayer de que el tupé de Llamazares también figuraba en la recreación del terrorista libio Atiyah Abd al-Rahman.

El FBI ha retirado por el momento de su web www.rewardsforjustice.net la imagen en la que aparecía el híbrido entre Bin Laden y Llamazares con la cabeza descubierta, pero mantiene una idéntica con el tradicional turbante. La foto del político español fue la que IU usó para la campaña de 2004 y para dar vida al avatar de Llamazares en el mundo virtual de SecondLife, recordaba ayer el hoy ex secretario de Comunicación, José Francisco Mendi. Otra vez, la realidad ha vuelto a superar a la ficción. Y de qué manera.

Más noticias de Política y Sociedad