Público
Público

Emarsa regaló "tres o cuatro" bolsos a Barberá, según un exedil del PP

Juan Carlos Gimeno asegura que la entidad pagó comidas de los conservadores y que Silvestre Senent recibió ordenadores y 'cheques regalo'

EFE

El exconcejal del PP y exdirector de calidad de Emarsa, Juan Carlos Gimeno, imputado en el caso Emarsa, ha asegurado que Sebastián García 'Chanín', ex jefe de informática y también imputado, pagó comidas del PP valenciano y contaba con el apoyo del edil y presidente local del partido, Silvestre Senent.

Según el contenido de su tercera declaración ante el juez instructor, Gimeno ha asegurado que Senent, exconsejero delegado de Emarsa hasta 2004, obtuvo regalos como relojes, cheques regalos de unos grandes almacenes, ordenadores o teléfonos a cuenta de Emarsa.

También ha declarado, a preguntas de la acusación popular, que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, recibió 'tres o cuatro' bolsos comprados 'con dinero de Emarsa'. Preguntado por el papel del expresidente de la firma que gestionaba la depuradora de Pinedo (Emarsa) Enrique Crespo, ha afirmado que desde julio de 2011 estaba 'políticamente intervenido', es decir, que era el Ayuntamiento de Valencia y su vicealcalde, Alfonso Grau, quien tomaba las decisiones.

Ha reconocido que su afiliación al PP le facilitó el ser contratado en Emarsa y que fue, concretamente, Senent quien la propició. Respecto al presidente local del PP, también ha afirmado que solía frecuentar una marisquería de la avenida de Francia de Valencia junto al exgerente, Esteban Cuesta, a cuenta de Emarsa.

Gimeno ha afirmado conocer por rumores que todos los meses se distribuía dinero desviado de los fondos de esta empresa pública mediante extracciones de 1.500 euros de un cajero automático que había junto a la Diputación de Valencia y la sede de la EMSHI con una tarjeta de Jorge Roca, imputado sobre el que pesa una orden de busca y captura.

Gimeno ha reiterado que considera 'absolutamente imposible que nadie, desde la responsabilidad política, supiese qué es lo que pasaba en Emarsa, cuando el personal que entraba y determinados proveedores que trabajaban en el Ayuntamiento, la Diputación y Emarsa iban con todas las bendiciones'. Según su testimonio, hay proveedores que no han sido incluidos en la causa pese a 'recibir el premio gordo de participar en todas las actividades' y ha citado las mercantiles Talent y Proemisa.

En referencia a si le consta que la contratación de Cuesta pudo tener algo que ver con las relaciones de amistad de la señora de Cuesta con familiares del expresident Francisco Camps, Gimeno ha respondido que no le consta y que no tiene 'ninguna duda sobre la ética de Camps', al que conoce desde hace más de 40 años.

Preguntado por quién respaldaba a Sebastián García 'Chanín' (administrador de varias firmas que recibieron contratos de Emarsa y responsable de Informática de la depuradora de Pinedo) como 'vicegerente' en la práctica de Emarsa, ha respondido que Silvestre Senent. Según su testimonio, 'Chanín' mantenía vínculos periódicos con el partido, asistía a reuniones y pagaba comidas, y 'no le cabe ninguna duda' de que era Senent quien autorizaba a Chanín a desarrollar su actividad empresarial en el ámbito de Emarsa, lo cual le confería más autoridad incluso que al exgerente, Esteban Cuesta.

El ex director de Calidad de Emarsa entre 1997 y 2004, que siguió trabajando para esta firma posteriormente a través de diversas empresas, ha negado que abonase ningún tipo de 'peaje' por los contratos que obtuvo y ha asegurado que también ha trabajado para el Gobierno central, la Unión Europea, una 'docena' de comunidades autónomas y otras compañías.

Consultado por Efe sobre el contenido de esta declaración, el Ayuntamiento de Valencia no se ha pronunciado al respecto. Por otra parte, el juez instructor ha reclamado al exgerente de Emarsa Esteban Cuesta que justifique el destino de 140.000 euros obtenidos de la venta de una vivienda efectuada cuando ya se habían abierto diligencias contra él.

Más noticias