Público
Público

Madrid Radiografía del usuario de la bicicleta en Madrid: el 85% tiene estudios universitarios y casi dos tercios son hombres

BiciMAD, el servicio de alquiler público de bicicletas de la capital, contabilizó más de 3.350.000 viajes el año pasado y su objetivo es llegar a tener una flota de 4.000 vehículos en 2019.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bicicletas aparcadas en el punto BiciMAD de la calle Orense - Manuel Tapia

El 85 por ciento de los usuarios de BiciMAD, el servicio de alquiler público de bicicletas eléctricas de la ciudad de Madrid, tiene estudios universitarios, según datos facilitados a este diario por el Ayuntamiento de la capital. En cuanto a la frecuencia de uso, el 23% utilizan este medio de transporte de dos a cinco veces por semana, mientras que un 39 por ciento lo hace hasta siete veces al mes.

El perfil del usuario de este servicio, que empezó a funcionar hace ahora cuatro años, refleja que se trata de un público mayoritariamente joven: el 40 por ciento de los abonados a BiciMAD tiene entre 30 y 40 años, y el 25 por ciento entre 20 y 30. Casi dos tercios de los ciclistas urbanos son hombres, frente a un 35 por ciento de mujeres. Los técnicos de la corporación madrileña consideran que los sistemas de bicicleta pública contribuyen a visibilizar este vehículo de dos ruedas como un eficaz medio de transporte urbano y ofrecen a los ciudadanos una alternativa sostenible para sus desplazamientos.

Tótem de BiciMAD - Ayuntamiento de Madrid

En este sentido, ponen de relieve que, en el caso concreto de BiciMAD, al ofrecer una flota cien por cien eléctrica, se eliminan algunas de las barreras tradicionales al uso como la necesidad de una determinada forma física para utilizar la bicicleta, y hace que problemas como las cuestas dejen de ser una limitación para su utilización. Grandes capitales como París, Londres o Barcelona disponen de sistemas públicos de bicicletas compartidas que cuentan con gran aceptación entre los ciudadanos, que los valoran como un buen medio de transporte urbano alternativo a los vehículos a motor.

No sólo para el ocio y el paseo

En el caso de Madrid, el Ayuntamiento destaca la favorable acogida que BiciMAD ha tenido entre los madrileños y destaca que los patrones de uso demuestran que su utilización, lejos del ocio y el paseo, se asemeja al comportamiento habitual de la demanda de otros medios de transporte público, tanto en distribución horaria como semanal. El año pasado, el primero en que la gestión del servicio corrió a cargo de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), se realizaron más de 3.350.000 viajes en las más de 2.000 bicicletas que componen actualmente el parque de BiciMAD. El objetivo de sus gestores es alcanzar las 4.000 bicicletas en 2019.

"Los robos, la falta de vehículos y el número limitado de carriles-bici han hecho que el servicio no haya sido más eficaz"

“El sistema”, aseguran desde el Ayuntamiento, “debe crecer y debe hacerlo de manera contigua a la implantación actual, como cualquier sistema de bicicleta pública, y atendiendo al criterio de demanda potencial, es decir, en aquellas zonas en las que se estime mayor utilización. Hay que implantar BiciMAD en nodos de transporte para fomentar la utilización multimodal, es necesario densificar el servicio en algunas zonas donde ya se encuentra implantado y, en su crecimiento, la M-30 no debe suponer un límite”. Pero no todo han sido alegrías  desde la implantación de este servicio en Madrid. Los robos, la falta de vehículos y el número limitado de carriles-bici han hecho que el servicio no haya sido más eficaz y no haya registrado una mayor demanda.

Bicicletas aparcadas en el punto BiciMAD de la calle Orense - Manuel Tapia

Geolocalización de vehículos

A este respecto, la estadística municipal constata que en 2017 la cifra de bicicletas desaparecidas se redujo un 58 por ciento en comparación con el año 2015. La EMT ha puesto en marcha un nuevo protocolo de control y recuperación de flota basado en cuatro ejes de actuación: un nuevo sistema de geolocalización de vehículos, sinergias con otras áreas de la empresa municipal, mejora continua del sistema de anclaje y la cada vez más estrecha colaboración con Policía Municipal y Policía Nacional.

En 2017 desaparecieron 276 bicicletas, frente a las 656 de 2015 y las 337 de 2016. La reducción de bicis desaparecidas durante el primer año de gestión de la EMT ha supuesto un ahorro de más de 250.000 euros al año, frente a 2015, ejercicio en el que el sistema fue gestionado íntegramente por Bonopark.

Respecto a los carriles-bici habilitados en la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento reconoce que muchos ciudadanos no utilizan el servicio porque se sienten inseguros entre el tráfico. “Es importante”, aseguran las citadas fuentes, “seguir trabajando para completar una red de carriles que ofrezcan una interesante alternativa de movilidad activa y sostenible a cualquier usuario. Ya se han ejecutado 32 kilómetros de itinerarios ciclistas, compuestos por ciclocarriles y carriles bici; y hay otros 57 kilómetros en ejecución, para ir completando una red más completa y extensa”.

Tráfico urbano en una calle de París - Pixabay

"Muchos ciudadanos no utilizan el servicio porque se sienten inseguros entre el tráfico"

¿Más educación y concienciación?

Y los usuarios, ¿conocen adecuadamente las normas de circulación que deben cumplir al utilizar el servicio? ¿Haría falta un mayor esfuerzo de educación y concienciación en este sentido? ¿A qué institución correspondería esta tarea?

En la EMT responden a estas cuestiones y recuerdan que las normas de circulación en bicicleta están expuestas en cada estación de BiciMAD. Además, cuando un usuario se da de alta en el sistema, le envían un mensaje con la normativa de circulación: situarse en el centro del carril derecho, señalizar sus movimientos con antelación, la prohibición de circular por aceras y zonas peatonales…

“Adicionalmente”, señalan, “desde la EMT hemos lanzado campañas de comunicación específicas, a la ciudadanía en general y a los usuarios de BiciMAD en particular, sobre la convivencia de la bicicleta con otros actores de la circulación como vehículos y peatones”.

Más noticias en Política y Sociedad