Público
Público

Miles de personas exigen al rey que renuncie a su cargo en Adena-WWF

Una petición en la plataforma Actuable considera que la afición por la caza de elefantes no es compatible con ser presidente honorífico de la organización medioambiental

PUBLICO.ES

Más de 15.000 personas exigen que el rey deje de ser el presidente de honor de la organización medioambiental Adena-WWF. Mediante una petición en la plataforma Actuable, piden que Juan Carlos de Borbón, que se recupera del accidente sufrido este sábado en Botsuana, donde se encontraba de viaje de caza, renuncie a su cargo o sea destituido por la filial de WWF en España.

"El rey estaba cazando elefantes. Y no es la primera vez", se lee en el texto para la recogida de firmas, en el que añaden que ven estas prácticas incompatibles con el trabajo de una asociación que trabaja contra la degradación medioambiental y "por un futuro en el que el ser humano viva en armonía con la naturaleza".

Ayer, mientras el monarca era intervenido para que le implantaran una prótesis de cadera, las redes sociales se llenaron de críticas a su afición, muchas de ellas acompañadas de fotografías en las que aparece posando con algunos de sus trofeos de caza. Partidos como IU, ICV y BNG y organizaciones animalistas también reprobaron el viaje del rey.

World Wildlife Fund (WWF) trabaja activamente en la conservación de especies protegidas como los grandes simios, los cetáceos y los elefantes. Pero, al tratarse de una institución conservacionista (no animalista) no está en contra de la caza. Aunque los elefantes son tratados como una especie en peligro de extinción para el comercio internacional de animales, los convenios establecen excepciones como la caza deportiva y permiten cuotas anuales en diferentes países.

En Botsuana, el país africano con mayor población de elefantes, el año pasado se dieron permisos para asesinar al 0,3% de la especie: 400 ejemplares. Es la razón por la que WWF no se opone a la caza de "trofeos" en zonas como esta, sobre la que ha llegado a pronunciarse afirmando que dichas prácticas "no suponen ningún cambio en la población del elefante africano de Botsuana".

Ante el debate de la polémica en las redes sociales, WWF España ha asegurado esta mañana en su cuenta de Twitter que "hará llegar los comentarios" a la casa real y "reitera su compromiso con la conservación de los elefantes".

Más noticias de Política y Sociedad