Público
Público

Coronavirus El Gobierno argentino anuncia un paquete de medidas para paliar la crisis económica por el coronavirus

El país registró trece nuevos casos de Covid-19, con lo que el total de afectados llegó a 79.

El presidente argentino Alberto Fernández (c) durante una conferencia de prensa. REUTERS
El presidente argentino Alberto Fernández (c) durante una conferencia de prensa. REUTERS

El Gobierno argentino de Alberto Fernández anunció este martes un cúmulo de iniciativas económicas para asistir a las empresas perjudicadas por la disminución de la actividad y para que la población más postergada pueda hacer frente al descalabro que están generando las medidas de prevención del coronavirus. El plan es "garantizar la producción, el trabajo y el abastecimiento en un momento difícil en el mundo", adelantó el ministro de Economía, Martín Guzmán, al informar de las medidas junto a su par de Desarrollo Productivo, Martín Kulfas.

Hoteles, restaurantes, cines, teatros y otras empresas relacionadas con el turismo o el esparcimiento se verán eximidas de pagar sus contribuciones. El Estado se hará cargo, en paralelo, de una parte del salario de los empleados contratados en sectores que vean reducida su demanda, en el marco del Programa de Recuperación Productiva del Gobierno.

Además de reforzar el seguro de desempleo, el Ejecutivo aumentará el presupuesto de obra pública en 100.000 millones de pesos, equivalente a 1.365 millones de euros. Se lanzarán 100.000 nuevos créditos para la construcción de viviendas, y otros 200.000 para pequeñas refacciones en hogares.

Uno de los proyectos más ambiciosos establece un presupuesto de 4.778 millones de euros para garantizar el capital de trabajo y la adquisición de insumos

Uno de los proyectos más ambiciosos establece un presupuesto de 350.000 millones de pesos (4.778 millones de euros) para garantizar el capital de trabajo y la adquisición de insumos, con el objetivo de dar liquidez al sistema productivo y comercial. La mayor parte de ese dinero, 320.000 millones de pesos (4.368 millones de euros) lo deberán poner todos los bancos del país a una tasa fija del 26%, un porcentaje menor a la inflación anual, que ronda el 50%.

El Gobierno de Alberto Fernández también planea una línea de créditos para producir equipamiento tecnológico que facilite el trabajo desde casa, y otro programa de préstamos para la elaboración de alimentos, productos médicos, de higiene y limpieza. También habrá una partida de 40 millones de euros para financiar infraestructura en 48 complejos industriales y tecnológicos del país.

En el afán de evitar la falta de equipamiento médico, el Ejecutivo garantizará apoyo técnico y financiero a grupos de investigación, y al mismo tiempo exigirá un permiso previo para exportar insumos de este tipo. Con el fin de evitar subidas abusivas de precios, la administración argentina establecerá precios máximos y aumentará las tareas de inspección.

Todas estas acciones involucran a varios ministerios que integran el gabinete económico y social, cuyos representantes estuvieron reunidos este lunes en un encuentro presidido por Fernández, en el poder desde diciembre del año pasado.

Contención social

El Ejecutivo también anunció este martes una ayuda extraordinaria de 3.000 pesos, equivalente a 41 euros, para beneficiarios de programas sociales y para quienes cobran la pensión mínima, que son el 63 % de los jubilados del país. El mismo bono cobrarán los que reciben la asignación universal por hijo y por embarazo, dos prestaciones que reciben 4,3 millones de familias ancladas en la economía informal o desempleadas.

El Ejecutivo también anunció una ayuda extraordinaria de 3.000 pesos, para beneficiarios de programas sociales y para quienes cobran la pensión mínima

La gestión actual también concedió una prórroga de dos meses a los 8,9 millones de personas que mantienen un crédito con la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses). Los prestatarios serán eximidos de pagar sus cuotas en abril y en mayo, una facilidad que el Gobierno ya había establecido desde comienzos del año.

Desde que asumió en funciones, la actual legislatura entregó 1,1 millones de tarjetas alimentarias para la población más necesitada. En un intento por evitar aglomeraciones, la entrega de los plásticos se hará a través del correo previa validación de los datos personales y el domicilio. El Ejecutivo también organizará un banco de materiales para obras de infraestructura barriales que consistan en el arreglo o mejora de escuelas, clubes y viviendas precarias.

Transporte y educación

Con el propósito de que la pandemia no se descontrole por el territorio, el ministro de Transporte, Mario Meoni, informó que se suspenderá la circulación de autobuses y trenes de larga distancia, así como los vuelos domésticos, desde este jueves y hasta el próximo miércoles para evitar los traslados para el fin de semana largo, ya que el martes 24 es festivo por ser el aniversario del golpe de Estado de 1976 que dio inicio a la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

A partir de ahora tampoco se podrá viajar de pie en autobuses y trenes en el área metropolitana de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, la más poblada e importante del país. Desde este viernes, el metro de la capital sólo se detendrá en las cabeceras y en las estaciones con combinación.

Se suspende la circulación de autobuses y trenes de larga distancia, así como los vuelos domésticos, desde este jueves y hasta el próximo miércoles

En materia educativa, y tras decretar la suspensión de clases hasta final de mes, el Gobierno presentó la plataforma pedagógica "Seguimos educando" para acercar herramientas educativas a los menores que permanecen en sus casas, a fin de que continúen las actividades de enseñanza de manera virtual. Las empresas de telefonía no cobrarán datos a los usuarios por acceder a esta página.

La actual gestión estableció, en paralelo, una programación especial para el alumnado a través de los medios de comunicación estatales. Durante dos horas por la mañana se imparten contenidos lectivos a los estudiantes de primaria y por la tarde se brinda otro par de horas de clase a los de secundaria. "Instamos a los medios privados a que se sumen a esta iniciativa para que los chicos puedan seguir estudiando y capacitándose en los días de la pandemia", pidió el secretario de Medios Públicos, Francisco Meritello.

El Gobierno asignará además un refuerzo presupuestario para los comedores escolares y comunitarios que seguirán en funcionamiento. A fin de evitar traslados, el Ejecutivo diseñará un modelo de viandas que reduzca al mínimo la circulación de personas.

El Ministerio de Defensa, entre tanto, compró equipamiento para que el laboratorio de las Fuerzas Armadas, que funcionará durante 24 horas, produzca unos 1.000 litros de alcohol en gel por día para prevenir el desabastecimiento en el país. Los militares también se verán abocados a la fabricación de mascarillas y otros insumos que se necesiten para combatir la pandemia.

Cierre de fronteras

Estas medidas se circunscriben en el estado general de alerta en el que se encuentra el país. El jefe de Estado decretó este domingo el cierre de fronteras hasta el 31 de marzo. Cuatro días después de prohibir los vuelos internacionales provenientes de zonas de riesgo, entre ellos Europa, Alberto Fernández incluyó a Chile y a Brasil como países de transmisión del coronavirus, por lo que todo viajero que provenga de allí deberá permanecer en cuarentena durante dos semanas.

Alberto Fernández incluye a Chile y a Brasil como países de transmisión del coronavirus

El Ejecutivo también cerró los parques nacionales y ordenó la suspensión de cualquier espectáculo cultural o artístico y de toda actividad prescindible. Además otorgó una licencia laboral para mayores de 60 años, embarazadas, grupos de riesgo y para uno de los dos padres que tenga hijos menores escolarizados.

En el ámbito judicial, la Corte Suprema declaró inhábiles el resto de los días de marzo y redujo al mínimo la atención en los tribunales nacionales y federales.

El Ministerio de Salud confirmó hasta el momento la infección de 79 personas por coronavirus, de las cuales fallecieron dos. La mayor parte de los casos, 41, se encuentran en la ciudad de Buenos Aires. En total son once los ciudadanos que se contagiaron a través del contacto estrecho con otros pacientes infectados, mientras que el resto se enfermó en el extranjero. No se ha detectado por ahora que el virus se haya transmitido de manera comunitaria sin que se pueda rastrear su origen.

Más noticias de Internacional